Podemos propone implantar un mini bus que conecte Delicias con sus centros de salud y la Estación

Esta línea iniciaría su proyecto piloto en Delicias y que se podría extender a otros barrios como Las Fuentes, San José o el Casco Histórico

Un mini bus eléctrico “circular, sanitario y de barrio” que conecte Delicias con sus principales centros de salud y la Estación del AVE. Esta es la propuesta que ha realizado este lunes el portavoz del grupo municipal de Podemos, Fernando Rivarés, para mejorar la movilidad de la capital aragonesa y que sea “verdaderamente útil” para la ciudadanía después de que el Consistorio haya recibido “más de cien millones de euros extra”, entre la compensación del déficit de viajeros, ayudas europeas y el abono de la deuda del tranvía.

En concreto, esta línea, que iniciaría su proyecto piloto en Delicias y que se podría extender a otros barrios como Las Fuentes, San José o el Casco Histórico, atravesaría todo el barrio, facilitaría su traslado a los centros sanitarios de referencia, espacios de convivencia y la Estación del AVE. “Tendría el mismo precio que el servicio convencional, con un microbús de entre 12 y 17 plazas, para poder recorrer calles donde no caben los convencionales”, ha detallado Rivarés, que ha echado en cara al Gobierno de Azcón que no haya hecho “nada” en materia de transporte público, “ni un metro más de trayectos, ni un minuto menos de frecuencia, ni reordenación de líneas ni la línea 2 del tranvía”.

No en vano, para Podemos es necesaria una renovación casi al completo del transporte público de la capital aragonesa, que “sigue con una estructura caducada”, “como si Zaragoza no evolucionara y no hubiera cambios de necesidades”. “Hay paradas y trayectos que ya no son útiles. Necesitamos que el coche sea cada vez más innecesario para que haya alternativas viables, con nuevas líneas, redes radiales, ejes básicos y que se complementen las líneas convencionales”, ha resaltado el responsable del grupo municipal, que ha añadido que Delicias “es el barrio peor comunicado” con su estación.

Este modelo, según ha expuesto Rivarés, ya se emplea en otras ciudades como Barcelona, que lo creó en 1998 y ya cuenta con 26 líneas, o Las Palmas de Gran Canaria, donde hay dos líneas similares. “Seguro que tendrá éxito y podrá extenderse a otros distritos. Son autobuses más pequeños que circulan con calles más estrechas”, ha avanzado.

Además, desde la formación morada han apostado por incluir este modelo en el nuevo pliego de la concesión del bus urbano, que debería estar finalizado en este año 2022, dando que la actual adjudicación finaliza en el próximo 2023. “Si el nuevo pliego se limita al actual y no cuenta con estos avances, estaremos renunciando a incluirlos en las próximas décadas”, ha advertido Rivarés.

Print Friendly, PDF & Email