Lola Ranera tilda de «propaganda» las inversiones del ayuntamiento

La portavoz socialista ha centrado su crítica en urbanismo y la diferencia de inversión entre barrios

Tras conocer las ejecuciones presupuestarias del ayuntamiento de Zaragoza el pasado viernes, la portavoz del PSOE en el consistorio, Lola Ranera, ha acusado al gobierno municipal de hacer “propaganda” política y “vender humo” con las distintas partidas. De las destinadas a inversiones, dejando al margen las “automáticas”, como personal, contratas, o mantenimiento, se han gastado en el primer semestre de 2022 doce millones de euros de los 118 disponibles, lo que representa un 11%.

Si la ejecución de 2021 ya fue “baja”, a su juicio, esta la ha calificado como “la peor o la segunda peor en una década”. Por ello, ha incidido la diferencia de criterios en cuestiones “que tienen que ver con los ciudadanos” y sirven “para mejorar la economía y generar empleo” y las se utilizan “para hacer partidismo”. “Son muy malos gestores”, ha reiterado.

En concreto, ha puesto el foco en urbanismo, donde están “a cero” 77 de las 108 partidas y se han utilizado 2.850.000 euros de los 42 presupuestados, “menos también que el año pasado”, con 3.050.000. Así, ha criticado al responsable del área, Víctor Serrano, que se ha “permitido el lujo” de echar mano “solo” al 6,81% de su parte. Esta falta de ejecuciones lleva a que haya proyectos estancados. La casa del barrio de Arcosur, la Harinera de Casetas, la mejora del canal Imperial y rehabilitaciones como el centro cívico Parque Goya y la antigua cárcel de Torrero son algunos de los ejemplos que ha enumerado.

La diferencia entre los barrios y el centro es otro de los puntos de fricción entre Ranera y el gobierno de PP y Ciudadanos. Por habitante, ha recordado, en la zona centro y el Casco Histórico la inversión se sitúa en 176 euros, frente a barrios como el Actur, 3,37, el Rabal, 18,92, y Santa Isabel, Casablanca y las Fuentes, que no reciben nada.

“Cuando hay voluntad, sí que son capaces”

Donde sí se han utilizado casi todos los fondos disponibles, un 91%, ha sido en la partida destinada al suministro de plantas y flores. “Cuando hay voluntad política, sí que son capaces”, ha dicho, sobre este punto, por el que considera el presupuesto “un engaño” y cree que el ayuntamiento genera, de este modo, “falsas expectativas” invirtiendo en cuestiones que considera de menor importancia.

Además, ha añadido, en 2022 los ingresos del ayuntamiento han ascendido hasta los 473 millones, cinco más que en 2021, y también ha aumentado “la llegada de dinero desde otras administraciones”. En este sentido, ha recordado las palabras de la consejera de Presidencia, Hacienda e Interior, María Navarro en 2018, cuando el PP se encontraba en la oposición. En ellas, señalaba a Zaragoza en Común, y en concreto al entonces consejero de Economía, Fernando Rivarés, argumentando que “de nada sirve aprobar los presupuestos y tener más recaudación, si somos incapaces de ejecutarlo”.

Unas declaraciones, ha indicado Ranera, “que le persiguen y le van a perseguir” por sus políticas “actuales”. “Como en la política se elige, este gobierno da una vez más la espalda a los ciudadanos”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email