Nueva semana de huelgas en Ryanair y Easyjet

Ryanair ya sufrió otros seis días de huelga que se saldaron con 215 vuelos cancelados

Los 1.900 tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de las bases de Ryanair y Easyjet en España están convocados a nuevas jornadas de huelga esta semana, a partir del martes en el caso de la aerolínea irlandesa y del viernes en la británica.

Los paros en Ryanair, convocados por USO y Sitcpla, se prolongarán durante cuatro días, del martes 12 al viernes 15 de julio. Además, continuarán durante lo que queda de julio, con otras tandas de cuatro días entre el 18 y el 21, así como entre el 25 y el 28.

Los convocantes reclaman a la aerolínea un cambio de actitud y que vuelva a retomar la negociación de un convenio colectivo que recoja unas condiciones laborales dignas y bajo la legislación española para sus trabajadores.

Por ello, USO y Sitcpla exigen al Gobierno y, concretamente, a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, que no permita que Ryanair vulnere la legislación laboral y derechos constitucionales como el derecho a la huelga y actúe contra una empresa que no acata las sentencias judiciales, no cumple con la ley y utiliza el miedo, la coacción y la amenaza con sus empleados, según los sindicatos.

Ryanair ya sufrió otros seis días de huelga que se saldaron con 215 vuelos cancelados con origen o destino en España y más de 1.255 retrasos, según USO.

Por su parte, la convocatoria de huelga en Easyjet, en la que participa también USO, comprende el fin de semana, del viernes 15 al domingo 17 de julio y afecta a los aeropuertos de Barcelona, Palma de Mallorca y Málaga donde Easyjet emplea a 450 TCP.

La primera tanda, que tuvo lugar entre el 1 y el 3 de julio, provocó la cancelación de 26 vuelos y otros 185 retrasos, según el sindicato. Además, hay convocadas nuevas jornadas de huelga el último fin de semana de julio, entre el 29 y el 31.

El motivo de esta huelga es la situación de bloqueo en la que actualmente se encuentra la negociación del II Convenio Colectivo para los tripulantes de la compañía, con el que los sindicatos aspiran a conseguir condiciones homologables a las de otras bases europeas.

Print Friendly, PDF & Email