La Corona de Aragón renace gracias a un emocionante juego de mesa

corona de aragón juego de mesa
Uno de los objetivos es enseñar historia a los jugadores.

Hubo un tiempo en el que un gran imperio dominó todo el Mediterráneo. Una organización que fue capaz de controlar todo lo que sucedía en Europa y ser la ama de gran parte del mundo. Un tiempo de orgullo, honor, mucha política y algunos avances. No hablamos de Roma, ni de Grecia, ni de los otomanos. Hablamos de Aragón. Un Aragón muy distinto al que conocieron nuestros antepasados, al que defendió Labordeta o al que vivimos hoy. Pero Aragón, al fin y al cabo.

El regreso de la Corona de Aragón viene de la mano de ZierzoLab, una empresa afincada en la comunidad, pero con sus creadores repartidos por todo el continente. Mientras Carlos Pelegay reside en Alemania desde hace una década, Ángel Oliver y Cristina Mato lo hacen en Madrid desde hace un tiempo. Dos aragoneses y una madrileña dispuestos a combinarse para lanzar su tercer juego de mesa, el más ambicioso, con el que recuperar la historia de Aragón.

Tras el notable éxito de “Mañópolis” -rara vez un juego dedicado a una sola ciudad vende más de 2.000 copias en todo el país- los creadores buscan dar un paso más con su nueva creación. “Es un juego de cartas cuya idea es recorrer los primeros años de la Corona de Aragón”, resume Carlos Pelegay, uno de los creadores de ZierzoLab. Como todos sus juegos anteriores, “Corona de Aragón” “tiene un enfoque lúdico y con una información muy rigurosa”, aparte de abrir su abanico a todo el que quiera participar: “No es necesario ser un experto para poder jugarlo, porque es para dos o cuatro jugadores, a partir de ocho años”.

El otro gran objetivo del proyecto es que, a través del juego, “la gente aprenda y destierre varios mitos falsos que rodean a Aragón”. Inmersos en la campaña de crowdfunding, al que ya se puede aportar y con el que se pueden conseguir muchos premios, en ZierzoLab advierten de que aún queda mucho por descubrir: “Muchos objetivos siguen siendo secretos y se irán publicando conforme todo avance”.

Un juego sencillo para un aprendizaje completo

Desde la explosión de la moda de los juegos de mesa, los tableros, las cartas y las fichas son mucho más complejas que el cubilete del parchís o las casillas de la oca. Y aunque con un salto de complejidad mayor que el mero azar, “Corona de Aragón” mantiene una dificultad baja para mantener accesible a todos los públicos. Su gran mazo de cartas, sus personajes y sus fichas, además de las ganas de aprender, son lo único que se necesita para disfrutar de media hora de diversión.

Las propias cartas son las encargadas de formar el tablero.

“El tablero de juego lo forman las propias cartas”, relata Pelegay, que define esta superficie como “un cuadrado de cinco por cinco por el que se van a mover las fichas durante la partida”. Unas cartas que, como es lógico, no son iguales. Tres categorías diferentes, todas relacionadas con Aragón, forman la plantilla del juego: los personajes, los lugares a explorar y los ansiados eventos, los trofeos finales del juego.

“Los historiadores son los protagonistas, que quieren ser el mayor experto en la Corona”, cuenta uno de los fundadores de ZierzoLab, que pone como objetivo “descubrir los eventos, que narran algunos de los momentos más importantes de nuestra historia”. A bote pronto, Pelegay enumera la fundación de Teruel, el Compromiso de Caspe o el Vidal Mayor, “muy significativos en una etapa fascinante de la historia de Aragón”.

El juego narra un viaje por el que los jugadores “se mueven por los enclaves más importantes de la Corona de Aragón”. Un recorrido en el que obtienen “objetos muy ligados a la historia aragonesa, con los que se pueden ir ganando puntos”. Pero no todo es ganar ni obtener resultados positivos, ya que el juego de ZierzoLab también incluye una interacción negativa, “porque fastidiar un poco al prójimo siempre es divertido”. Por último, la parte artística la ponen Sergio Ariño y Jaime Arántegui, encargados de hacer las bonitas ilustraciones que dan forma a cada una de las cartas.

Toda esta parte lúdica se complementa con un absoluto rigor en el tratamiento de los episodios históricos y de sus personajes. La startup Historia de Aragón, dependiente de la Universidad de Zaragoza, es la encargada de supervisar que todo lo que ocurra sobre el tablero tiene validez histórica. Una iniciativa que atesora vídeos, podcast, artículos científicos y numerosas colaboraciones en medios de comunicación, lo que hace que su incursión en el proyecto también sirva en el apartado divulgativo.

“Nos apoyamos en ellos porque son gente que se mueve mucho y su nombre es todo un sello de prestigio”, reflexiona Pelegay, que celebra la unión de estas dos empresas para sacar adelante un proyecto con sello 100% aragonés. Entre risas, pero muy enserio, el fundador de ZierzoLab señala esta sinergia como “una unión entre lo mejor de cada casa”, ya que cada uno hace su mejor papel: “Nosotros sabemos hacer juegos de mesa y ellos ponen el rigor histórico y la información que se necesita”. Una información que, además, traspasa la cuarta pared de lo lúdico, ya que muchas cartas contienen enlaces y códigos QR a multitud de los contenidos elaborados en la red por Historia de Aragón.

Colaboraciones para que el juego no deje de crecer

Pero el formato de crowdfunding no es el único apoyo que han buscado desde ZierzoLab. La respuesta de la sociedad, muy positiva en estos primeros días de apoyo financiero, puede extenderse en el futuro más cercano. “Dentro de nuestro plan de comunicación está ponerse en contacto con Turismo de Aragón”, explica Pelegay, que cree que la colaboración con las instituciones públicas puede ayudar al crecimiento del juego.

El renacimiento lúdico de la Corona de Aragón también puede llegar al resto del público de maneras muy diferentes. “Hablaremos con las casas de la comunidad repartidas por todo el país”, asegura el fundador de ZierzoLab, que cree que la gran apuesta puede llegar con los colegios e institutos, ya que “todos nuestros juegos son didácticos y educativos”. Este último lanzamiento puede servir para que los aragoneses más jóvenes conozcan mucho más del imperio que les da origen.

Con todo un mes por delante para completar la campaña, en ZierzoLab mantienen viva la esperanza de lanzar al mercado su tercer juego de mesa. Con él, los grandes lugares, los magníficos eventos y la riquísima historia de la Corona de Aragón estarán de regreso en pleno siglo XXI. Aunque sea en forma de cartas.

Print Friendly, PDF & Email
corona de aragón juego de mesa