Tamarite de Litera es la localidad con la vivienda de segunda mano más barata de España

Aragón fue la octava autonomía más barata del país

La vivienda de segunda mano en Aragón en junio de 2022 tuvo un precio medio de 1.345 euros por metro cuadrado, lo que supone un ascenso del 1,74% frente al mes de diciembre de 2021. Interanualmente, se produjo un repunte del 2,05%. Trimestralmente, marcó un ascenso del 1,48%, el quinto más alto de España. De un mes a otro, subió un 0,11%, el segundo ascenso nacional menos llamativo, según el informe semestral de precios de venta de pisos.com. Y el municipio más caro de la Comunidad en junio de 2022 fue Benasque (2.330 euros por metro cuadrado), en Huesca, provincia que también cuenta con la localidad más barata: Tamarite de Litera (271 euros por metro cuadrado).

Aragón fue la octava autonomía más barata del país, por detrás de Extremadura (816 euros por metro cuadrado), entre otras. En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en junio el precio medio fue de 1.926 euros por metro cuadrado. Esta cifra supuso una subida semestral del 2,56%. Respecto al segundo trimestre, el ascenso fue del 1,80%. Interanualmente, el repunte registrado fue del 4,43%. El ascenso mensual fue del 0,17%.

Tamarite de Litera, la localidad más barata de España

Semestralmente, la provincia de Zaragoza (2,14%) fue la que más subió de la región, mientras que Huesca (1,32%) contuvo algo más su ascenso. Teruel (-4,95%) arrojó el descenso más marcado de España. Respecto a junio de 2021, Zaragoza (3,07%) fue la única provincia aragonesa que creció, mientras que Huesca (-2,05%) y Teruel (-1,56%) fueron la quinta y sexta provincias que más se ajustaron del país. Con 793 euros por metro cuadrado, Teruel fue la cuarta provincia más barata de España en junio de 2022. Por su parte, Zaragoza (1.456 euros por metro cuadrado) marcó el precio más alto de la región.

Respecto a las capitales aragonesas, Zaragoza (2,95%) arrojó un incremento semestral intermedio. Huesca (-8,38%) fue la capital española que más bajó y Teruel (-1,67%) la cuarta que menos lo hizo. Frente al año pasado, Zaragoza (4%) se situó en la zona intermedia de ascensos nacionales. Huesca (-9,76%) fue la segunda que más bajó del país y Teruel (-2,73%) moderó algo más su caída. Con 1.221 euros por metro cuadrado en junio de 2022, Teruel fue la sexta capital de provincia más asequible de España. Zaragoza (1.739 euros por metro cuadrado) fue la capital aragonesa más cara.

Por municipios, Fraga (19,74%), en Huesca, arrojó la segunda mayor subida nacional semestral. Por su parte, Sariñena (-15,08%), en Huesca, fue el que más cayó de la región. Interanualmente, Cella (30,79%), en Teruel, fue la séptima localidad que más se encareció del país. Tarazona (-21,45%), en Zaragoza lideró las caídas regionales en este periodo. El municipio más caro de Aragón en junio de 2022 fue Benasque (2.330 euros por metro cuadrado), en Huesca. Tamarite de Litera (271 euros por metro cuadrado), en Huesca, fue la localidad española más barata.

El precio de la vivienda llega a la primera mitad del año demostrando su gran fortaleza. Según el director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, “el mercado de la vivienda cierra un primer semestre en el que la imparable carrera de la inflación se ha dejado notar. No obstante, el residencial ha contenido unas subidas que podrían haber sido mucho más agresivas”. Font se refiere al encarecimiento y escasez de los materiales, así como al contexto de crisis energética en el que debe operar la obra nueva: “Las nuevas promociones han tenido que ajustarse al nuevo escenario, y la corrección alza de los precios ha actuado como correa de transmisión hacia la segunda mano”, comenta.

De cara al próximo semestre, el portavoz del portal inmobiliario indica que “el giro en la política monetaria europea marcará el paso”. El directivo señala que las subidas de los tipos de interés programadas por el Banco Central Europeo “elevarán el coste de las hipotecas, lo que podría poner en apuros a los hogares con préstamos referenciados al Euríbor y provocar una fuga masiva hacia el tipo fijo”. En cualquier caso, Font espera que de aquí a finales de año “las compraventas se moderen, dejen atrás los porcentajes abultados y abran una etapa con repuntes razonables sin perder dinamismo”.

Print Friendly, PDF & Email