Los transportistas aragoneses celebran San Cristóbal por todo lo alto tras dos años de parón

En el acto se ha procedido a dar la bendición de San Cristóbal a los camiones allí presentes

La Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime) ha podido celebrar este sábado el día de su patrón, San Cristóbal, tras dos años sin fiesta debido a la pandemia. A la cita han acudido 120 personas entre asociados y familiares, que han podido volver a reunirse en una distendida jornada de verano.

El sol y el calor de julio han recibido a los transportistas en este día de San Cristóbal, una fecha señalada para ellos y que han querido celebrar con una jornada repleta de actividades. El Restaurante La Torre (Ctra. Barcelona, Km. 331 – N-II) ha sido el lugar escogido para esta esperada cita en la que los profesionales del sector han disfrutado de una reunión de convivencia.

Para el presidente de Tradime, José Antonio Moliner, esta fecha es muy importante, especialmente tras dos años difíciles. “Es una celebración a la que estamos acostumbrados y no tenemos por qué perderla. Volver a la normalidad y a conmemorar este día después de la pandemia es un punto más de hermanamiento y de apoyo entre nosotros, que falta nos hace”, ha comentado Moliner. Asimismo, ha querido transmitir a todos los socios sus mejores deseos en el día de su patrón, reconociendo, además, los esfuerzos y el buen trabajo que han realizado durante esta época. “Desde Tradime hemos intentado luchar en todo este tiempo contra la competencia desleal, que es nuestro principal hándicap, así como por conseguir unos precios aceptables de combustible tras la crisis por la guerra de Ucrania”, ha declarado el presidente.

Los actos se han iniciado con la recepción de los asistentes y la bienvenida del comité de Presidencia. Después, se ha procedido a dar la bendición de San Cristóbal a los camiones allí presentes. A continuación, se ha servido un aperitivo, y tras él, ha llegado el momento más esperado: la exhibición de camiones engalanados, en la que el mejor vehículo ha sido premiado con un suculento jamón.

Después de la comida, se ha puesto el toque emotivo a la jornada con el sentido homenaje de Tradime a los asociados que se jubilaron a lo largo del pasado año, durante el cual se les ha entregado una insignia conmemorativa.

Y para cerrar este día por todo lo alto, Tradime ha realizado un sorteo de regalos entre los asociados con discomóvil.

Print Friendly, PDF & Email