El Gobierno no descarta que Rusia pueda cortar el gas de forma definitiva la próxima semana

Teresa Ribera durante su intervención en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Foto: Pool Moncloa/Fernando Calvo

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, no descarta que Rusia pueda aprovechar la parada técnica del gasoducto Nord Stream prevista para la próxima semana para proceder a un corte definitivo del gas que envía a Alemania.

Así se ha expresado Ribera en una entrevista en Antena 3 recogida por Servimedia, donde ha afirmado que “es una posibilidad que hay que contemplar” en referencia a que Rusia aproveche está parada técnica que en principio durará diez días para prolongar más el corte del suministro a ese país, algo que afectaría a toda Europa.

“No es algo que debamos descartar al 100%”, ha añadido la vicepresidenta, quien ha recordado que el precio del gas natural en Europa se ha multiplicado por dos en las últimas dos semanas.

A este respecto, ha destacado que las reservas de gas “se encuentran en máximos históricos” y ha recomendado a la ciudadanía que utilice el automóvil y el aire acondicionado de forma racional para contribuir a un mejor aprovechamiento del gas y el petróleo.

En esta línea, ha apuntado que aunque la dependencia española es muy baja, de un 7,5% del suministro de gas en los últimos años, el corte total tendría impacto tanto por el alza de precios como por la necesidad de ayudar a otros países europeos que se verían más afectados.

De hecho, la Comisión Europea ha solicitado a los estados miembro que preparen planes de contingencia para hacer frente a un posible corte del suministro ruso durante el otoño que en el caso de España incluyen medidas de eficiencia, de apoyo a otros países y de sustitución del gas por otras alternativas energéticas, según ha explicado Ribera.

“Tenemos que estar preparados para supuestos de máxima tensión”, ha advertido la vicepresidenta, quien ha lamentado que “este incremento espectacular de los precios no se había visto nunca en los mercados de gas natural”.

En este contexto, ha abogado por sistemas de compra conjunta en Europa para articular el poder de mercado de los países del continente que suman un alto consumo de esta materia prima.

Además, ha valorado la buena posición de España por su infraestructura de plantas de regasificación, lo que la hace menos dependiente del gas llegado por gasoducto. Se trata de una ventaja que se incrementará con la entrada en servicio de la regasificadora de El Musel (Asturias), destacó.

En la misma línea, ha destacado también que “España tiene una capacidad refinera muy importante” a diferencia de otros países que deben importar todo el diésel y la gasolina.

Print Friendly, PDF & Email