Las calles Concepción Arenal y Pilar Lorengar formarán una nueva manzana de prioridad peatonal

Las dos calles serán sometidas a reforma a final de año

Las calles Pilar Lorengar y Concepción Arenal, paralelas y que conectan Corona de Aragón con Tomás Bretón en el Distrito Universidad, se reformarán para convertirse en una manzana de prioridad peatonal. Los trabajos comenzarán a final de año y se realizarán de forma simultánea con un plazo de ejecución previsto de cuatro meses y un presupuesto de 720.000 euros, de los que 359.689 se destinarán a Concepción Arenal y 359.726 a Pilar Lorengar.

La consejera de Infraestructuras y Medio Ambiente, Patricia Cavero, ha confirmado este jueves que el Ayuntamiento de Zaragoza solicitará Fondos Europeos a través de la Federación Española de Municipios y Provincias y la Red Española de Ciudades Saludables para acometer la operación urbanística. Esta reforma se llevará a cabo siguiendo el modelo utilizado en ocasiones anteriores, como la calle Cuarte o Predicadores. Serán “de plataforma única, con prioridad peatonal, eliminando barreras arquitectónicas y dejando un espacio de circulación más limitado para los vehículos, que tendrán una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora”.

Se introducirán ocho árboles de pequeño corte en cada calle y parterres con plantas. También bancos y papeleras, lo que, según Cavero, era “una de las principales demandas” de los vecinos. Igual que en Predicadores, se utilizará hormigón lavado con canto rodado “para disminuir el efecto isla de calor”. Las tuberías de abastecimiento y saneamiento se sustituirán y el alumbrado público también sufrirá cambios, ya que se colocarán luces led. En la actualidad, estas vías miden “apenas 8 metros de ancho y 140 de largo”, dentro de los que se ubica una fila de aparcamientos.

El plano de reforma de las calles ofrecido por el ayuntamiento

Con estas actuaciones, la consejera espera reforzar el entorno del Distrito Universidad, caracterizado por el “comercio envejecido” pero también por la cantidad de gente joven y los centros educativos. En la zona, además del campus de la Plaza San Francisco, se ubican el instituto Corona de Aragón, el colegio La Purísima para niños con discapacidad auditiva, el Cardenal Xavierre y, más alejado, la Salle.

A esto hay que sumar negocios relacionados con el ámbito educativo y los jóvenes, como librerías, academias o incluso autoescuelas. En este sentido, Cavero ha calificado la reforma como una “oportunidad” para “impulsar” la autonomía de los peatones en “calles más amables, sin barreras y seguras para andar o ir en bici”.

10 millones de inversión

Además de las obras en Sixto Celorrio, que arrancaron esta misma semana, el consistorio zaragozano tiene en marcha ocho reformas integrales. Por parte de la Operación Calles, son la Avenida Navarra, entre Avenida de Madrid y Paseo Calanda, Felix Latassa, Reina Fabiola, Cuarte, San Miguel y Ricla, a las que hay que añadir otras dos en Predicadores y Osa Mayor. La inversión municipal en la reforma de calles es de 10 millones de euros, mientras se ultima la licitación del proyecto de la calle Belchite y se trabaja en el de la Avenida Valencia.

Print Friendly, PDF & Email