La UZ insta al Ministerio de Trabajo a mantener una reunión por el Estatuto del becario

Por ahora, las reuniones solo se han mantenido con organizaciones sociales y estudiantiles.

La Universidad de Zaragoza ha emitido este jueves un comunicado en el que ha solicitado al Ministerio de Trabajo una mayor colaboración con las universidades públicas españolas de cara a la redacción del conocido como Estatuto del becario. El texto, que tiene como objetivo mejorar las condiciones laborales de los estudiantes en prácticas, sigue siendo una de las principales propuestas de este ministerio, que solo se ha reunido hasta la fecha con organizaciones sociales y estudiantiles.

En el comunicado emitido, la UZ manifiesta su “malestar y preocupación ante la falta de interlocución con el Ministerio de Trabajo y Economía Social en el desarrollo del marco normativo que regulará las prácticas académicas externas”. Una falta de comunicación que desde la universidad han denunciado, ya que se han enterado de la situación gracias a las publicaciones en diferentes medios: “Se ha publicado que se han mantenido diversas reuniones entre responsables del Ministerio y diferentes organizaciones estudiantiles”.

El asombro mostrado por la Universidad de Zaragoza, junto al resto de universidades que forman el Grupo 9, se amplía ya que aseguran que no entienden “por qué la norma que debe regular las prácticas académicas del estudiantado universitario es objeto de negociación únicamente en el seno del diálogo social, cuando se trata de un asunto de naturaleza académica formativa de grado y postgrado”.

El enfado mostrado viene también porque “Crue Universidades Españolas se ha ofrecido repetidamente a tratar y aportar las experiencias acumuladas en este tema”. La falta de espacio para las universidades en estas mesas de diálogo entra en choque con la concepción que las propias instituciones académicas tienen de las prácticas externas, ya que las universidades son “las primeras interesadas” en que los alumnos y egresados salgan al nivel adecuado para “su inserción laboral”.

Pese al malestar generado, la Universidad de Zaragoza mantiene su “ánimo colaborador y constructivo” y solicita al Ministerio de Trabajo mantener una reunión “de carácter urgente” para tratar estos asuntos.

Print Friendly, PDF & Email