Hasta 40 intervenciones de reparación de daños por las riadas están en ejecución en Aragón

La presidenta de la Confederación Hidográfica, en su visita a Novillas.

La presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico), María Dolores Pascual, ha visitado este martes algunas de las zonas donde ya se trabaja en la Fase 2 de reparación de daños en cauce e infraestructuras hidráulicas de defensa tras las avenidas extraordinarias de diciembre de 2021 y de enero de 2022.

Estas intervenciones complementan y consolidan los trabajos de la Fase 1, a la que se destinaron 10 millones de euros, y cuentan, por su parte, con un presupuesto de adjudicación del Miteco de 16,7 millones de euros, distribuidos en La Rioja, Navarra y Aragón, tanto en el tramo medio, donde se repararán las estructuras de defensa, como en las cuencas del Ega, Arakil, Arga, Irati, etcétera, en las que no se había intervenido en la fase previa.

Pascual ha comprobado junto a los alcaldes de los municipios los avances en los trabajos. En la localidad riojana de Calahorra, acompañada del equipo técnico y de la alcaldesa Elisa Garrido, han comprobado las labores de reparación de las motas de La Yasa y mota de la margen derecha del Ebro aguas arriba de La Yasa. En las localidades navarras de Arguedas y Valtierra, con sus alcaldes José María Pardo y Manuel Resa, ha visitado las actuaciones de reparación sobre la margen izquierda del Ebro y por último, en Novillas, Zaragoza, ha recorrido junto a su alcalde Abel Vera, la mota sobre la margen derecha del Ebro aguas arriba del puente de la localidad.

En esta segunda fase se encuentran ya en ejecución unas 19 intervenciones en La Rioja, en Alfaro y Calahorra; 20 actuaciones en Navarra, en los términos municipales de Arakil, Arguedas, Cabanillas, Cortes, Fustiñana, Ribaforada, San Adrián y Valtierra, y unas 40 en Aragón, en Boquiñeni, Cabañas, El Burgo de Ebro, Novillas, Remolinos, Sobradiel, Torres de Berrellén y Zaragoza.

La presidenta también ha podido comprobar la ejecución de la Fase 1 en la que se priorizaron las obras destinadas a la defensa de los cascos urbanos, infraestructuras de abastecimiento, saneamiento, nudos de comunicación y defensa de cultivos y gracias a la cual se han realizado ya más de 220 intervenciones.

Todas estas actuaciones son independientes de las que también se están acometiendo dentro de la Estrategia Ebro Resilience, con carácter preventivo, y que están incluidas en el Plan de Gestión de Riesgos de Inundación.

Print Friendly, PDF & Email