Menos nervios y una nueva oportunidad para subir nota: así comienza la EvAU extraordinaria en Aragón

1.233 alumnos se han presentado a esta convocatoria. Foto: Laura Trives

Había apuntes subrayados con mil colores, recitales de la Guerra Civil o de la obra de Mario Vargas Llosa y algunas ojeras por una noche entre libros, pero la EvAU arrancaba este lunes en el campus universitario de San Francisco en Zaragoza con menos nervios y más calma que hace un mes. Y es que en esta fase extraordinaria había algunos que ya se conocían la dinámica, pues se enfrentaban por segunda vez a los exámenes con el objetivo de subir nota. «Quiero entrar en Medicina y en la anterior convocatoria no me fue muy bien, saqué un 11,3 y ahora me presentó para subir nota y poder entrar si todo va bien», decía una joven zaragozana. A su lado, su amigo, tenía la misma situación y «pinchó en dos asignaturas» por lo que este lunes se ha presentado para conseguir así entrar a la carrera de Ciencia y Tecnología de los Alimentos.

Pero no todos querían subir nota y es que los suspensos en alguna asignatura de Bachillerato eran el motivo por el que cientos de jóvenes se presentaban también a esta convocatoria extraordinaria de la EvAU en la que los exámenes se sucederán hasta el miércoles. Un total de 1.233 jóvenes aragoneses, frente a los 6.481 que se presentaron el pasado 7 de junio en la convocatoria ordinaria, se enfrentaban este lunes a las 11.15 horas al primer examen, el de Lengua Castellana y Literatura en los centros habilitados en Aragón: Alcañiz, Barbastro, Huesca, Teruel y Zaragoza.

Historia de España e Inglés serán las otras dos pruebas que se hagan este lunes. El martes le llegará el turno a Latín, Matemáticas II, Historia de la Filosofía o Química y ya el miércoles los alumnos se evaluarán de asignaturas como Economía y Fundamentos de la Empresa, Griego o Física. El examen de Inglés era una de las apuestas seguras de los estudiantes y uno en los que más confiaban para sacar buena nota. Algunos tenían sus apuestas y auguraban que el de Historia sería uno de los más sencillos y el de Matemáticas se atragantaría a más de uno, sobre todo echando la vista atrás a la pasada convocatoria.

Con los nervios calmados y el pensamiento de que los exámenes «son solo un papel con conocimientos que llevamos muy machacados», los jóvenes preuniversitarios tenían muy claros los grados por los que llevan tanto estudiando. Magisterio era la opción más extendida, aunque también Medicina, Química, Estudios Ingleses, Ciencia y Tecnología de los Alimentos o, incluso, la carrera militar. Algunos apostaban por seguir aquellos grados que «tienen más salidas» mientras que otros tiraban más por la vocación y apostaban por Historia del Arte o Periodismo.

Sea como sea, y tras poner alguna vela que, como dicen, da algo de suerte, este miércoles concluirán los exámenes. Los jóvenes podrán consultar su resultado a partir del 12 de julio y solicitar una segunda corrección si no están muy conformes. Quienes no soliciten una segunda corrección, podrán acceder a la papeleta definitiva a partir del 16 de julio y allí solicitar el grado que quieran. Así, la suerte está echada para estos jóvenes que están a punto de comenzar su etapa universitaria.

Print Friendly, PDF & Email