La calle Delicias se pone a la sombra con la instalación de 50 toldos triangulares

La instalación del entoldado en la calle Delicias durará aproximadamente una semana

El verano más fresco de Zaragoza se vivirá este año en el barrio de Delicias. Allí, el Ayuntamiento ha comenzado a instalar un entoldado en forma de velas triangulares de color arena, que cubre los 200 metros de calle y que promete hacer más llevaderas las compras de uno de los principales pulmones comerciales de la ciudad.

La instalación durará aproximadamente una semana. Las velas irán ancladas en los edificios con un sistema seguro e innovador que también servirá para instalar las luces de Navidad.

El ambiente más fresco y agradable bajo esta sombra de tela irá desde el inicio de la calle junto a avenida de Madrid hasta su finalización en Duquesa Villahermosa. Los expertos aseguran que la sensación térmica oscilará entre los 7 y los 10 grados por debajo de la temperatura real.

Durante una visita a las labores de instalación de los toldos, que ha arrancado este mañana, la consejera de Economía, Innovación y Empleo, Carmen Herrarte, ha destacado que el objetivo es hacer una “espectacular mejora” de la escena urbana para evitar “el efecto isla de calor” que tiene la calle Delicias. “La calle será más paseable, acudirán cada vez más ciudadanos y se revitalizará con nuevos comercios”, ha subrayado.

Una opinión que corrobora el presidente de la Asociación de Comerciantes de la calle Delicias y adyacentes, Felipe Sánchez, que considera que es el “principio de un gran cambio” para que esta calle coja “más vida”.

Sánchez ha explicado que actualmente la calle tiene casi una veintena de locales vacíos sin comercio y espera que con esta instalación cambie la dinámica. “Esto es una bomba de oxígeno muy importante y nos ayudará a atraer más visitantes de otras zonas de la ciudad y turistas”, ha señalado.

El proyecto de colocación de los toldos responde a un concurso que el Área de Economía, Innovación y Empleo planteó el pasado mes de mayo para desarrollar el entoldado de la calle. A él se podían presentar las asociaciones comerciales de la zona con un proyecto concreto y un presupuesto de ejecución de 490.000 euros. Una vez analizadas las propuestas, los ganadores fueron la Asociación de Comerciantes de la calle Delicias y adyacentes que ven ya que su idea es una realidad.

“Me gustaría agradecer la labor que han hecho desde la asociación, creyendo en este proyecto que es clave para que el Plan Local de Comercio y Hostelería de Zaragoza eche a andar”, ha concretado Carmen Herrarte. Al mismo tiempo, la consejera ha querido pedir a los vecinos y comerciantes paciencia ante los trabajos de colocación de los toldos, “pero seguro que el resultado va a beneficiar a todos, y la calle Delicias va a convertirse en un punto de encuentro ciudadano más atractivo para las compras”.

Los toldos tienen 5,50 metros de lado y están reforzados en cada uno de sus vértices. Son de color arena, para ofrecer una sensación de frescor, y son impermeables. Las velas están colocadas de forma estratégica para dar el mayor espacio de sombra, a una altura de entre 6 y 9 metros, y están separadas de los edificios.

“El diseño presentado por la Asociación es una propuesta que no priva de visión a los vecinos de los edificios, y tampoco quita luz a los locales que están a pie de calle. Se ha sabido conjugar ambas premisas para que convivan todas las necesidades”, ha explicado Herrarte.

Print Friendly, PDF & Email