La Unidad de Policía Inscrita en Aragón adelanta las inspecciones de turismo activo en la comunidad

El barranco de Miraval es uno de los destinos que controla la Unidad de Policía Adscrita.

La actividad en montaña se va a reactivar este verano, lo que hace prever una gran afluencia de público en todas las actividades de turismo activo. Esta afluencia a los espacios naturales de la comunidad autónoma ha motivado el inicio, desde principios de mayo, de la actividad inspectora que, como continuación a la labor que se viene realizando en los últimos años, agentes de la Unidad Adscrita de Policía Nacional al Gobierno de Aragón llevan a cabo en barrancos, ascensiones a cumbres y vías ferratas de las tres provincias.

Estas inspecciones se realizan con el objetivo de asegurar el cumplimiento de toda la legislación del Gobierno de Aragón relacionada con el turismo activo, en aras a mejorar la seguridad en el medio natural, con especial atención al Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, punto neurálgico del barranquismo a nivel nacional.

En este destino del deporte de riesgo, los agentes se personan en los distintos cañones, revisando que los grupos de barranquistas estén equipados con el material adecuado para la actividad a desarrollar y cumplan con las ratios máximos de personas y de tiempos a que obliga el Plan de Ordenación del Parque.

En todo el territorio de la comunidad, los agentes realizan inspecciones en el medio natural, controlando que los guías de las empresas de turismo activo posean la titulación adecuada para la actividad que se encuentren ejerciendo y que desarrollen este trabajo en unas condiciones de seguridad óptimas.

Asimismo, se prevé un fuerte incremento de las actividades juveniles de tiempo libre en toda la Comunidad Autónoma, por lo que desde la Unidad Adscrita de la Policía en Aragón se realizarán controles oportunos para asegurar que las posibles actividades de turismo activo que se desarrollen, se lleven a cabo con cumplimiento de la normativa vigente y garantizando la seguridad de todos los participantes.

Durante el tiempo en que se lleva realizando la campaña, se ha detectado incumplimientos de ratios en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, habiéndose localizado a dos grandes grupos de barranquistas descendiendo el Río Vero, uno compuesto por 28 barraquistas y otro por 42.

Print Friendly, PDF & Email