La magia de las películas vuelve a Paniza tras casi 25 años con la reapertura de su sala de cine

Paniza cumplió su sueño de tener cine en los años 50, pero en los 90 tuvieron que cerrarlo

Quizá nunca se haya escrito una oda de amor al cine tan emocionante como Cinema Paradiso, donde todo un pueblo se reunía en la oscuridad de la sala para dejar volar su imaginación, socializar y ver esas películas censuradas por el cura. Su protagonista, Totó, amaba profundamente ese cine y su cabina, pero quizá no tanto como los habitantes de Paniza a su recién recuperado cine, una sala que llevaba casi 25 años cerrada y que, por fin, este sábado 2 de julio volverá a oler a palomitas.

Paniza cumplió su sueño de tener cine en los años 50 cuando un vecino cedió unos terrenos para su construcción y todo el pueblo se volcó en el proyecto, donando lo que estuviera a su alcance desde dinero hasta herramientas y mano de obra. Sin embargo, en los 90 se vieron obligados a cerrarlo por falta de público y «El Zorro» fue la última película que se pudo ver en esta sala que, según el alcalde de Paniza, Manuel Cebrián, «tiene un trocito de cada uno de los vecinos». Y es que en pocos lugares se adoraba tanto el cine como en Paniza, donde los vecinos acudían a sumergirse en sus historias aunque no tuvieran butaca y se vieran resignados a ver las películas de pie.

Por ello, debido a la insistencia de los vecinos, en 2009 el Ayuntamiento decidió comprar el antiguo cine y tras años de reformas, los vecinos de Paniza van a poder volver a su tan apreciado salón de cine. Un edificio que ha sufrido una remodelación completa, desde la calefacción hasta los suelos, sin olvidar las 192 butacas que les cedieron del cine Eliseos. Una iniciativa que ha costado 104.000 euros, de los cuales el 80% han sido financiados por la Diputación de Zaragoza.

«Todo se hace para que la gente de nuestros pueblos disfrute, tenga calidad de vida, tenga diversidad de actuaciones, de todo tipo, y hacer la vida de nuestros pueblos mejor», ha señalado el diputado provincial Alfredo Zaldívar. Y es que este nuevo cine no solo va a acoger proyecciones, sino que pretende volver a ser ese lugar de encuentro que fue en sus inicios y acoger representaciones culturales de todo tipo.

Precisamente el sábado inaugurará la sala la obra de teatro «Entrañas de madre», un relato escrito por uno de los vecinos de Paniza en los años 50 y que se representará por tercera vez en su historia. Una obra que, además, «es muy representativa de Paniza», según ha dicho el alcalde, ya que trata el milagro de la Virgen del Águila.

Un homenaje a sus vecinos más ilustres

La renovada sala cuenta con un mural en homenaje a los paniceros más ilustres ya que Paniza «puede que sea el pueblo de España con más ilustres por metro cuadrado», según Cebrián. En él se están representados el doctor Conde, Palacios Martínez, Francisco Burillo, Ildefonso Manuel Gil, María Moliner, Ramón Gallán y mosén Domingo Agudo Cebrián. Próximamente esperan poder añadir a Gregorio Ramón Juste de quien todavía no han podido encontrar una imagen que tomar como referencia para el mural.

Además, este nuevo cine llevará el nombre de otro vecino ilustre; Mariano Laín por ser «quien hizo a los paniceros y paniceras enamorarse del teatro», como ha dicho Cebrián. Además, Laín cuenta con un pequeño homenaje en el propio hall del cine que está compuesto de una fotografía suya, un mosaico de fotogramas de películas así como de las cuatro etapas del cine de Paniza y la exposición de una cámara de cine antigua.

Con todo ello, por fin el cine en Paniza ha dejado de ser un sueño y, a partir del sábado, los vecinos podrán volver a disfrutar de su magia.

Print Friendly, PDF & Email