Villarroya del Campo regresa a sus orígenes celtíberos los próximos 2 y 3 de julio

Las ruinas celtíberas serán parte clave de las jornadas de Villarroya del Campo.

Un campamento militar, un puñado de haimas y un centenar de personas ataviadas con sencillas túnica. Un viaje al pasado que no es tal, ya que se puede vivir el próximo fin de semana. Villarroya del Campo, municipio de la comarca Campo de Daroca, regresa a sus orígenes celtíberos con sus primeras jornadas de recreación El Castillo, con las que pretende conocer y difundir la cultura que habitó en primer lugar las tierras del pueblo.

El fin de semana del 2 y 3 de julio es el elegido por los villarroyanos para adentrarse en la cultura celtíbera. Un viaje que comenzó, realmente, hace varios años, con las importantes exploraciones en el término municipal que tuvieron como resultado una nutrida colección de objetos de la época. Todo un tesoro celtíbero que fue el germen de las jornadas que hoy han lanzado.

Unas jornadas que vienen cargadas de actividades y toman como pilar la recreación histórica. Dirigidas para todas las edades, las actividades colman una programación que se desarrollará en tres puntos de la geografía villarroyana. La plaza de España será el epicentro de todo lo que suceda a lo largo del fin de semana, con la colaboración de un campamento militar, creado solo para la ocasión; y del yacimiento arqueológico El Castillo, en el que se puede ver los restos de varios alojamientos celtíberos en un excelente estado de conservación.

Aprender historia con participación activa

Como no puede ser de otra manera, el fin de semana está pensado para que todo el público participe en las distintas actividades y talleres. Una jornada que arranca con un taller familiar para conocer las técnicas de construcción de los celtíberos, con un aprendizaje para fabricar adobe. Tras este, un taller de soft combat acercará las técnicas de combate en la Península Ibérica Antigua, justo antes de una recreación histórica sobre la guerra en el Mediterráneao.

La jornada del sábado tendrá también un taller dedicado a la confección de ropa de estilo celtíbero, algo en lo que ya están trabajando un centenar de villarroyanos, tal y como ha informado el alcalde, José Carlos Franco: “Que en un pueblo tan pequeño la gente se involucre tanto y casi todos quieran participar en la recreación es un síntoma de las ganas que hay en el municipio de sacar adelante estas jornadas”. Un nuevo taller de soft combat y el concierto de Silberius de Ura, que transportarán con su música a la era celtibera a todos los asistentes, ponen el broche de oro a la primera jornada de actividades, que cerrará con una cena de hermandad y una discomóvil.

El domingo las actividades continúan con una nueva apertura de los espacios de recreación histórica, así como con un taller de fragua y otro de alimentación, en el que los participantes conocerán la fabricación de armas y cómo hacer pan.

Intercaladas entre el nutrido manojo de actividades se incluyen varias visitas guiadas por los restos celtíberos de Villarroya del Campo. Una experiencia más académica para conocer, en el mismo lugar, quién habitaba el pueblo hace tantos siglos y cómo era su forma de vida. La directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Gloria Pérez, dará el sábado una conferencia sobre la Celtiberia y la importancia del patrimonio como recurso turístico. Pérez es doctora en Ciencias de la Antigüedad.

Print Friendly, PDF & Email