Martin Schiller toma las riendas para entrenar al Casademont Zaragoza

El entrenador ha firmado para la próxima temporada

El Casademont Zaragoza y Martin Schiller (8 de marzo de 1982, Viena) han alcanzado un acuerdo para que el técnico austriaco tome las riendas del conjunto rojillo durante la próxima temporada.

Entrenador asistente de la selección nacional alemana desde el 2015, en 2017 se convierte en entrenador del Salt Lake City Stars de la G-League, la liga de desarrollo de la NBA, equipo que dirige durante tres temporadas, siendo nombrado mejor entrenador de la competición en la tercera de ellas, la 2019-2020.

Su trayectoria norteamericana impulsó su regreso a Europa, a uno de los banquillos más importantes del baloncesto europeo como es el del Zalgiris Kaunas. En su primera temporada, Zalgiris terminó primero la fase regular de la liga lituana con 33 victorias en 36 partidos y conquistó la Copa Rey Mindaugas de Lituania, tras superar al Lietuvos Rytas en la final. En las dos temporadas en Kaunas, compitió también en la Euroliga.

Así lo ve Toni Muedra

“Martin Schiller es un entrenador todavía joven que está empezando a acumular cierta experiencia a nivel internacional después de su paso por dos competiciones tan distintas como son la G-League y más recientemente la Euroliga y la liga lituana con el Zalgiris. Ha ido cubriendo etapas, siendo asistente, trabajando con categorías inferiores, con gente joven y formándose al lado de buenos entrenadores tanto en Alemania como fuera de ella”, ha declarado el director deportivo de la entidad, Toni Muedra.

“En la G-League fue elegido entrenador del año y demostró su capacidad no solo como entrenador de equipo sino para desarrollar jugadores, que es la razón de ser de esa competición. A su paso por Zalgiris y una competición como la Euroliga, hizo buen trabajo, con un equipo que ofensivamente jugó un baloncesto vistoso, muy interesante, con la influencia del baloncesto norteamericano”, ha insistido.

“Apostamos por un entrenador con margen para crecer, que viene con mucha ilusión para trabajar dentro de la idea del club, de mejorar a los jugadores. Queremos que se empape de la filosofía del club, que conozca una competición tan exigente como la ACB. Llega con mucha ilusión y ganas de hacerlo bien. Le ayudaremos desde el club para integrarse rápidamente, hacer un buen equipo y ser competitivos”, ha sentenciado el director deportivo.

Print Friendly, PDF & Email