Podemos propone recuperar el Ebro para el baño con seis playas fluviales

odemos propone seis: Playa de Pontoneros, Playa del Anillo Verde, Playa del Tercer Milenio, Playa del Iceberg, Embarcardero de San Lázaro y Puerto Fluvial de Vadorrey

Habilitar hasta seis playas fluviales en el Ebro y zonas de baño públicas en la ribera es la propuesta que el grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza llevará al Pleno del próximo día 1 de julio. El portavoz de la formación morada, Fernando Rivarés, ha recordado que, hasta los años 70, algunos puntos del Ebro a su paso por Zaragoza eran zonas de baño multitudinarias.

“Son muchos los zaragozanos y zaragozanas que recuerdan con cariño y nostalgia sus baños en el Ebro en la playa de los Ángeles en La Almozara, o en la playa del Ebro frente al Pilar, que incluso contaba con un balneario, como ha quedado plasmado en multitud de fotografías en blanco y negro”, ha subrayado.

Rivarés ha señalado que la industrialización, la contaminación masiva y los vertidos al Ebro desde los años 60 y 70 provocaron “un alejamiento de la ciudad al río” por la mala calidad de las aguas, “inservibles” para el baño.

Calidad de las aguas 

No obstante, la calidad de las aguas ha mejorado de forma notable en los últimos años, gracias a la construcción de depuradoras y otras medidas como el azud. Por tanto, “hoy en día se puede pensar en recuperar esta preciosa actividad lúdico-deportiva para la ciudad y que los bañistas puedan volver masivamente al Ebro” y tengan una alternativa a las “masificadas” piscinas, ha remachado el portavoz.

Rivarés ha explicado que, aunque el baño en el Ebro a su paso por Zaragoza es libre, una Directiva Europea exige el cumplimiento de unos parámetros sanitarios de cara a habilitar zonas de baño. En concreto, es imprescindible una baja concentración de dos tipos de bacterias: enterococos intestinales (330 UFC/100 ml) y de escherichia coli (900 UFC/100 ml).

Las mediciones llevadas a cabo desde hace años por Ebronautas recogen cifras inferiores a esos límites y, por tanto, el agua es apta para el baño. En todo caso, la mejora de la calidad del agua del Ebro a su paso por Zaragoza debería ser objetivo permanente del Ayuntamiento de Zaragoza y de la sociedad municipal Ecociudad.

Playas fluviales como reclamo turístico 

Fernando Rivarés ha indicado también que en España son numerosas las playas fluviales, que se acaban convirtiendo en un reclamo para miles de turistas. A nivel internacional, el ejemplo más significativo de progresiva recuperación del río para la playa y el baño está en París, que comenzó a habilitar espacios en 2017 y se propone mejorar la calidad de las aguas para que en 2024 todo el Sena sea apto para bañarse.

En Zaragoza existen distintas zonas que podrían ser habilitadas por el Ayuntamiento como zonas de baño, señalizándolas y acotándolas adecuadamente, con unas normas de seguridad y con los servicios temporales que se pueden encontrar en cualquier playa del litoral: socorristas, duchas, baños portátiles, tumbonas e incluso quioscos que podrían ser licitados para sostener dichos servicios. A ello también se pueden añadir programas educativos y de conocimiento del ecosistema fluvial y ribereño.

Concretamente, Podemos propone seis: Playa de Pontoneros, Playa del Anillo Verde, Playa del Tercer Milenio, Playa del Iceberg, Embarcardero de San Lázaro y Puerto Fluvial de Vadorrey. Todo esto serían nuevas zonas de ocio sostenible de acceso libre; instrumentos educativos de conocimiento del río Ebro y, por lo tanto, de mayor cuidado y protección por parte de la ciudadanía.

Print Friendly, PDF & Email