CSIF denuncia que los empleados públicos perderán a finales de 2022 el 20% de su poder adquisitivo

El sindicato CSIF y la plataforma que agrupa a los sindicatos mayoritarios de Policía y Guardia Civil, Jusapol, ante las puertas de la Delegación del Gobierno de Aragón

“Sin acuerdo salarial, no habrá paz social”, “ministra Montero, abre el monedero” o “Gobierno atiende; los servicios públicos no se venden”. Estas han sido las proclamas que han vuelto a sonar por segunda vez en este mes en Zaragoza. Sobre las 12.00 horas de este miércoles, el sindicato CSIF y la plataforma que agrupa a los sindicatos mayoritarios de Policía y Guardia Civil, Jusapol, se han concentrado a las puertas de la Delegación del Gobierno de Aragón para defender la calidad de los servicios públicos, y las condiciones laborales y retributivas de los empleados públicos. Unas movilizaciones que se han desarrollado en todas las capitales autonómicas de España.

“Exigimos al Gobierno central que inicie las negociaciones para la subida salarial de los empleados públicos. Le exigimos al Ministerio de Hacienda que se siente ya, como nos prometió, a negociar las condiciones laborales”, ha sostenido el presidente de CSIF Aragón, José Luis Santafé, tras recalcar que “no pedimos que nos suban el sueldo, sino recuperar lo que durante estos últimos doce años hemos perdido”.

En este sentido, ha apuntado que, tal y como está la inflación, “a finales de 2022 habremos perdido un 20% de nuestro poder adquisitivo”. “Pedimos más recursos para los servicios que reciben los ciudadanos, servicios que están muy deteriorados y que cada vez son más necesarios y están saliendo adelante gracias al sobresfuerzo, dedicación y profesionalidad de los empleados públicos”, ha subrayado Santafé.

Otra de las reivindicaciones son las condiciones de la jubilación. “Que se nos garantice la estabilidad y la movilidad. No vamos a permitir de nuevo que la nómina de nuestros empleados públicos vuelva a ser la hucha en la que meter mano cada vez que se necesite dinero”, ha asegurado el presidente autonómico, quien ha recordado que “sin los empleados públicos, no hay servicios”.

Por otra parte, desde el sindicato han reconocido que las negociaciones con el Ministerio liderado por María Jesús Montero siguen sin verlas. “A nosotros nos dijo Función Pública que nos iba a recibir a principios de año y, hoy en día, no se ha dignado en llamarnos”, ha lamentado Santafé.

“Sabemos que se ha pedido que se empiece a negociar los presupuestos y creo que en ellos deben estar las condiciones de los servicios públicos y de los empleados públicos. Si no nos llaman pronto a negociar, el otoño va a ser muy caliente”, ha apuntado.

Print Friendly, PDF & Email