El PP denuncia que unos 150.000 aragoneses se verían afectados por la supresión de paradas de bus

El nuevo mapa de concesiones que el Ministerio de Transportes ha planteado elimina paradas de autobús en 151 municipios

El PP denuncia que unos 70.000 habitantes en la provincia de Zaragoza y hasta 150.000 en todo Aragón podrían verse afectados por la «modificación sustancial» del mapa de concesiones que el Ministerio de Transportes ha planteado y con el que se eliminan numerosas paradas de autobús en 151 municipios de la Comunidad. Así sucedería en pueblos como Alagón, Borja, Pedrola, La Puebla de Alfindén o María de Huerva, entre otros muchos, según han indicado los populares.

«Comienza a cansarnos que se olviden de nuestra provincia y de nuestra Comunidad Autónoma en servicios básicos para el territorio», ha dicho al respecto el presidente del Partido Popular en Zaragoza, Ramón Celma. «Dejan de lado a comarcas que sufren gravemente la despoblación y no es coherente el discurso de apoyar a las zonas despobladas con dificultad para acceder a algunos servicios y las políticas que se intentan poner en marcha», ha manifestado Celma.

Unas declaraciones que el presidente del PP zaragozano ha hecho en rueda de prensa junto a los diputados nacionales Pedro Navarro y Eloy Suárez. Ambos han llevado una iniciativa para defender los intereses de la provincia y la Comunidad Autónoma en la que se pide «que el nuevo mapa concesional tenga en cuenta todos los servicios que se prestaban anteriormente, se vuelva a ese punto de partida y, a excepción de que la Comunidad admita la supresión de algunos de ellos, se vuelva a ese punto», ha explicado Suárez.

Además, ha reclamado que «los planteamientos sean verdaderamente coordinados y haya decisiones compartidas», así como que «cuando las Comunidades Autónomas tengan que asumir esas líneas de buses que deseche el ministerio, sean compensadas económicamente». Y es que «no se puede cargar a las Comunidades con un gasto absolutamente improcedente, puesto que durante más de 40 años este servicio ha sido prestado por el Gobierno de España», ha dicho el diputado popular.

También ha indicado que «hay un plazo de dos años para concretar ese cambio, pero el planteamiento inicial ya nos preocupa mucho». Sobre todo, han dicho los populares, porque todo aquello que no asuma el Ministerio, tendrán que asumirlo las CC.AA «o se quedarán sin servicio los ciudadanos de cada territorio», ha señalado Eloy Suárez, quien ha anticipado «que habrá imposición como lo ha habido a lo largo de estos tres años en la pandemia».

Suárez ha denunciado que «poco o nada se habla de mecanismos de compensación» y que los planteamientos del Ministerio «son claramente recortes». «Recortes sin precedentes porque, a nivel nacional, se reducen de 79 corredores a 22, de casi 1.000 rutas a 510 y de casi 2.000 municipios con paradas a 500. Eso es lo que ofrece el Ministerio, reducir en dos terceras partes el servicio de transporte público», ha criticado Eloy Suárez.

En Aragón, «al final, solo va a haber transporte por carretera para las tres capitales de provincia y 16 grandes municipios. El resto ya veremos cómo se resuelve», ha remarcado el diputado del PP. Y ha señalado que en Aragón, «por su peculiaridad de gran dispersión geográfica», el transporte en autobús era un elemento «importantísimo» de vertebración del territorio. Y si este servicio se recortase, serían «150.000 aragoneses los que a día de hoy no saben cómo se van a poder mover a lo largo del territorio, se les deja aislados».

Pero «lo que más duele» al Partido Popular es que «se alude a términos de rentabilidad económica, es decir, como las líneas no son rentables las suprimimos», ha afirmado Eloy Suárez. «Nos gustaría saber si ese va a ser el criterio del Gobierno de España para todo. Creemos que es muy poco serio cuando uno de los principales problemas que tenemos en este país es el reto demográfico y llenar el territorio. Los aragoneses y el resto de españoles no se merecen este trato», ha finalizado.

Print Friendly, PDF & Email