La música del Jardín de las Delicias enciende la tarde zaragozana

La cita de la capital aragonesa ha subido el telón de la mano de In Materia

Ante el agobiante calor, música. Ante los exámenes finales, música. Ante la llegada del verano, música. Sea lo que sea lo que preocupe, música. Con las ganas de olvidar todo lo malo y de pasarlo lo mejor posible, varios centenares de jóvenes no se han querido perder el Jardín de las Delicias y todo el talento musical que este viernes ha llegado a Zaragoza.

Un pequeño festival, de casi ocho horas de duración, en el que lo mejor del rock, pop, indie y de la música comercial se han dado cita en el Náutico de la capital aragonesa. Organizado por Endesa y con representación aragonesa entre la nómina de artistas, la cita ha refrescado a ritmo de guitarra una tarde zaragozana marcada por las altas temperaturas.

Aunque los primeros acordes no han empezado a sonar pasadas las 20.00 horas, muchos no han querido perder la oportunidad de encontrar una zona privilegiada de ver los conciertos. Por ello, desde una hora antes del inicio oficial y con la recién estrenada apertura de puertas, muchos de los asistentes ya se arremolinaban junto a las barras del Náutico para calmar su sed y preparar las intensas horas de música que venían por delante.

Música para todos los gustos 

Ha sido muy complicado no encontrar un tramo de concierto que no agradase. La programación de Endesa busca, en todas las salidas por las diferentes ciudades españolas que está haciendo con su Jardín de las Delicias, llegar al mayor público posible y agradar a todos los asistentes con su variado cartel.

La cita de la capital aragonesa ha subido el telón de la mano de In Materia. La banda de rock, nacida y afincada en Zaragoza, ha vuelto a demostrar por qué es uno de los talentos aragoneses que no se pueden perder de vista. Con un directo potente y cada vez más pulido, el grupo se ha apoyado en “Infinito tirupular”, su último álbum de estudio, para ofrecer un completo espectáculo en el que no han faltado ninguna de sus canciones más reconocidas. Un concierto directo a los asistentes que ha dejado ya entreabierta la puerta al próximo trabajo, en el que In Materia ya lleva un tiempo trabajando.

Ser cabeza de cartel en cualquier festival es una responsabilidad que no está al alcance de muchos. Pero ellos ya están acostumbrados. Veintiuno ha vuelto a lucir sobre el escenario con su pop rock indie mezclado con chispazos electrónicos que solo se puede afrontar de una manera: bailando. Los toledanos han conseguido que el nutrido público de la cita se activase definitivamente y los saltos, gritos y aplausos se han sucedido al son de sus mejores éxitos. Un grupo en estado de gracia, referencia nacional en su género, que han demostrado porque se encuentran en las cotas más altas del indie.

El momento de los Djs 

Toda fiesta debe cerrarse por todo lo alto y la que ha organizado el Jardín de las Delicias no podía ser menos. Después de los músicos en directo ha tocado el turno de los Djs, que también han sabido hacerse con el público y han mantenido el nivel de excitación en lo más alto.

Jorge Bárcenas, en primera instancia, y Ardiya, para bajar la persiana, han demostrado el porqué son dos de los pinchadiscos más solicitados por todos los festivales y las principales discotecas de todo el panorama nacional. Toda la música actual concentrada en las cuatro horas de una cita que muchos de los asistentes tardarán en olvidar.

Y aunque a las 2.30 horas el sol ya no estaba y el calor ha dado una mínima tregua, la música sí que ha tenido que parar. El Jardín de las Delicias de Endesa ha plantado una semilla cultural más como parte de una gira que seguirá recorriendo España hasta su colofón en Madrid. La capital española recibirá en septiembre un espectacular festival en el que se darán cita Leiva, Izal o Marlon, entre otros muchos grupos.

Print Friendly, PDF & Email