Trabajo enviará más de 115.000 cartas a empresas con trabajadores expuestos a los riesgos de las altas temperaturas

Los controles se extenderán a los sectores de la hostelería e industria y otras actividades realizadas al aire libre

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) realizará una labor de difusión y sensibilización sobre los riesgos laborales ante los riesgos de las altas temperaturas con un envío masivo de más de 115.000 cartas a empresas de hostelería, recogida de residuos o labores al aire libre en las que se incluirá información y documentación técnica con medidas para evitar golpes de calor.

Esta medida se desarrollará en el marco de una serie de actuaciones específicas dentro del Plan Especial para proteger a las personas trabajadoras frente a posibles contingencias por las elevadas temperaturas que la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha anunciado este viernes que se ha activado por parte de la Inspección, con el fin de hacer frente a los riesgos derivados de la exposición a las altas temperaturas.

Así, en las comunidades autónomas donde en el periodo estival existe un repunte de actividad agraria, como por ejemplo ocurre con las campañas de recolección, se intensificará la actividad de control de condiciones de seguridad y salud de los trabajadores del campo. Estas actuaciones se suman a las ya habituales de control de la economía irregular y del fraude en la contratación temporal.

Los controles también se realizarán en el sector de la construcción, donde se vigila especialmente el cumplimiento de las jornadas previstas, según los respectivos convenios colectivos, con la doble finalidad de supervisar el control del tiempo de trabajo fijado por convenio y el control de los tiempos de exposición a las elevadas temperaturas.

Además de estos sectores, tradicionalmente en el punto de mira por su exposición a las altas temperaturas, los controles se extenderán a los sectores de la hostelería e industria y otras actividades realizadas al aire libre como es el caso de la jardinería, la recogida de residuos o la limpieza viaria, entre otros.

Sanciones

Los incumplimientos del deber de protección de la seguridad y salud de las personas trabajadoras pueden ser constitutivo de infracción grave o muy grave, sancionable respectivamente, con multas que van desde 2.451 euros hasta 49.180 euros las graves y desde 49.181 euros hasta 983.736 euros las muy graves.

En este sentido, Díaz explica que las elevadas temperaturas que se están viviendo constituyen un mensaje claro acerca de las consecuencias del cambio climático, que propicia fenómenos como las olas de calor y por ello todas las políticas deben ser verdes, “acompañar la lucha contra el calentamiento global, desterrar el negacionismo y adoptar compromisos sólidos y colectivos”.

“Protegemos a las personas porque ese es el primer paso para proteger mejor el medio ambiente y nuestro planeta”, concluye la vicepresidenta segunda.

Print Friendly, PDF & Email