Más de 1.300 personas sufren Covid persistente en Aragón

Desde noviembre de 2021 la Comunidad cuenta con un protocolo de actuación para hacer frente a esta enfermedad

En Aragón, más de 1.300 personas sufren Covid persistente; aquellos síntomas prolongados y recurrentes de la Covid-19 que permanecen meses después del contagio. Así lo ha apuntado este viernes la consejera de Sanidad, Sira Repollés, quien ha reconocido que desde noviembre de 2021 la Comunidad cuenta con un protocolo de actuación para hacer frente a esta enfermedad.

«Son los profesionales de Atención Primaria quienes diagnostican y derivan a otras especialidades u hospitales cuando es necesario. La atención es adecuada», ha sostenido Repollés. Sin embargo, el diputado de IU, Álvaro Sanz, ha asegurado que dicho protocolo «mezcla» y «confunde» la Covid persistente con las secuelas de la Covid-19, algo que ha negado rotundamente la titular de Sanidad.

Asimismo, el parlamentario ha denunciado que una parte de su rehabilitación -ya que la enfermedad tiene numerosos síntomas- consiste en un «ejercicio sin monitorización». «¿Cómo gestionan los sanitarios que se están haciendo bien los ejercicios?», se ha preguntado Sanz, tras añadir que la atención en Fisioterapia cardiorrespiratoria y la rehabilitación neurológica ofrecen a los afectados «pocas ayudas». «La Atención Primaria soporta más sobrecarga sin dar respuesta. Escuche las aportaciones de las asociaciones», le ha pedido.

«Es una enfermedad que no tiene criterios diagnósticos por sus características. No puede ser tratada en un centro de referencia y, si se hiciera, no se garantizaría la igualdad de atención», ha sostenido la consejera, recordando que es la Atención Primaria precisamente quien garantiza esa igualdad. Asimismo, ha aseverado que está «limitada» la diferencia entre la Covid persistente y las secuelas de la Covid-19.

Agresiones a sanitarios: «Hay vigilancia en diez centros de salud y en todos los de Especialidades»

Ante el aumento de agresiones a sanitarios, la consejera ha reconocido que es un problema que le «preocupa» y en el que están «trabajando». «Las medidas que existen para centros rurales y urbanos son objeto de modificación constante», ha indicado. «Contamos con vigilancia de seguridad en todos los centros de Especialidades y en los diez centros de salud más conflictivos», ha señalado, haciendo referencia al centro de salud Univérsitas que «ha sufrido ya tres agresiones».

Por otra parte, desde el Departamento han explicado que hay cámaras en los 17 centros de Atención Especializada y en cinco centros de salud. Mientras que el botón de pánico está instalado en todos los centros del sector de Barbastro, Zaragoza I, Zaragoza III, Alcañiz y Teruel, aunque desde Sanidad ya han anunciado que se aplicará a todos. «Estamos estudiando si puede ser susceptible de mejoras», ha aclarado Repollés.

La app «Gestor de alertas», que utiliza el 061 para tener comunicación con Atención Primaria, está disponible en tres centros de salud.

Print Friendly, PDF & Email