Judíos, cristianos y musulmanes conviven de nuevo en Zaragoza siglos después

El Mercado Medieval llega este fin de semana. Foto: Laura Trives

Hace 900 años Alfonso I El Batallador tomaba Zaragoza dando lugar a una rica multiculturalidad. Hoy, siglos después, cristianos, judíos y musulmanes vuelven a convivir llenando el centro de la ciudad de incienso, jaimas y morerías. Y es que tras dos años de parón, el Mercado Medieval de las Tres Culturas vuelve este fin de semana con puestos y actividades para todos en el entorno de la Seo, la Ribera del Ebro y El Puente de Piedra. Un regreso muy deseado que tendrá como protagonista a la sofocante ola de calor. Por ello, desde el Ayuntamiento de Zaragoza han decidido ampliar el horario nocturno hasta la 1.00 horas el viernes y el sábado y hasta las 0.00 el domingo. Además, los puestos podrán cerrar a mediodía cuando las temperaturas son más altas.

Artesanía, joyas, decoración, armaduras y armas medievales, aromas, instrumentos de todo el mundo, la más deliciosa gastronomía de diferentes puntos de España y hasta métodos de depilación naturales. Todo eso se podrá encontrar en los más de 160 puestos que se distribuirán por la plaza del Pilar o La Seo. Los comerciantes se mostraban este viernes preocupados por el calor, pero también con la confianza y los ánimos de que, sobre todo a últimas horas de la tarde, la afluencia sea igual que la de años anteriores. Y es que, en la última edición de este Mercado Medieval fue visitado por más de 200.000 personas.

Además, el mercado contará con más de 200 actividades: teatro, danza, música, combates, juglares los caballeros y personajes fantásticos. Lobos Negros, Ixera Companyia Almugavar, Artemís Teatro, Magna Caput, Aguador de Jamma el Fna, Andanzas Medievales, Oriental Sahasrara, Dagaz, Los Navegantes, Aneto Folk, El Fauno, Human No Limits, A.R.H.I.F.A, Nostraxladamus, La Carola, Ara Turbante, Antonia Azahara, Mónica Sade y Paloma Antoñanzas, Kabalat Sabat o la VIII Milla de Utebo, ambientarán el mercado con sus diversas actuaciones.

Los talleres, actividades programadas y atracciones ecológicas despertarán el lado creativo de los pequeños y forman un abanico de actividades divertidas y sorprendentes perfectas para disfrutar en familia. Actuciones teatrales, el tiovivo y la noria para los plebeyos más chiquitines, locos saltimbanquis, música y danza, los malabaristas o los pasacalles con Artemis Teatro y Magna Caput son espectáculos que harán las delicias de los niños al tiempo que les enseñarán a conocer y disfrutar de la Edad Media.

Dos de las zonas permanentes en el mercado instaladas para ello son el Campamento de las Tres culturas, ambientado en las culturas cristiana, árabe y judía, en la Plaza del Pilar que será dirigido por la Compañía Lobos Negros. Se trata de un espacio para toda la familia que recreará luchas de caballeros y talleres de la vida de la época.

En la plaza trasera de la Lonja, la Asociación Dandelión recreará la vida activa de una aldea medieval no guerrera. Los miembros del campamento realizarán actividades como Tiro con arco para niños, guerra de mazas, pintura facial, globoflexia, talleres de percusión y una guerra de catapultas y tirachinas gigantes cuyo armamento serán globos de agua.

Visitas guiadas a la judería y a la morería

Las Asociaciones Sefarad Aragón y Argelinos en Aragón realizarán visitas guiadas a la Judería y a la Morería de Zaragoza. La salida de las visitas guiadas se realizará desde el Palacio de Montemuzo. La recogida de invitaciones para las visitas será en el Punto de Información ubicado en la Plaza San Bruno el viernes 17 de junio de 11.00 a 20.00. Plazas limitadas, se entregarán invitaciones hasta agotar existencias.

Talleres y actividades

El Mercado de las Tres Culturas es también un espacio destinado al aprendizaje y la participación. A través de actividades como los talleres, los visitantes pueden profundizar en el arte medieval y experimentar estas prácticas artesanas. En el Escenario de la Plaza San Bruno se contará también con espectáculos nocturnos y conciertos en los que brotarán las raíces cristinas, árabes y judías que siguen estando latentes en la ciudad.

Por otra parte, este año se mantienen las mejoras en aspectos de accesibilidad y se han implantado una serie de normas en las tabernas, como es la adecuación para uso de personas de movilidad reducida de un tramo de barra de estos establecimientos. Igualmente, se colocará una plataforma con capacidad para 12 personas en la zona de grandes espectáculos de la Plaza del Pilar y se instalarán aseos para personas con movilidad reducida en el Balcón de San Lázaro, trasera de La Lonja y Plaza de San Bruno.

En la zona de talleres y exposiciones de la Plaza San Bruno estará ubicado el punto de información al que el público podrá acudir para conocer todo lo referente al mercado, y donde podrá recoger las invitaciones para las visitas guiadas.

Así, durante este fin de semana, cristianos, árabes y judíos conviven ya demostrando que la cultura es mejor, y más rica, cuando se une.

Print Friendly, PDF & Email