Ana Mafé: «Los británicos se han apropiado de símbolos, y uno de los más potentes es el Santo Grial»

La doctora Ana Mafé es una de las mayores expertas en el Santo Grial y en su historia

El Santo Grial es uno de los objetos más cotizados de la historia de la humanidad. Una copa que acompañó a Cristo en sus últimas horas y que durante siglos ha creado a su alrededor una leyenda tan grande que cuesta dilucidar entre lo real y lo inventado. La doctora Ana Mafé, presidenta de la Asociación Camino del Santo Grial, es una de las mayores expertas en el tema y una creciente activista en la defensa del papel que Aragón tuvo en la llegada del Santo Grial hasta la capital de Valencia.

Pregunta. – ¿Qué es la Asociación del Camino del Santo Grial?
Respuesta. – El Camino del Santo Grial nació en 2002 fruto de una sinergia entre la Cofradía del Santo Cáliz, el Instituto de Estudios Valencianos, la gestora turística de San Juan de la Peña y la Real Hermandad del Santo Cáliz. También contamos con la Hermandad del Monasterio de San Juan de la Peña. Todo ello para poner en valor el Santo Grial, la reliquia más buscada del medievo occidental, y explicar a todo el mundo esta reliquia viajera y contarle que ha pasado once siglos en el Reino de Aragón. Tras ese viaje, se ha quedado en la Catedral de Valencia.

Todo este proyecto se configuró en 2002, hemos ido haciendo diferentes estudios y trabajos y hemos consolidado, por frecuencia, al Camino del Santo Grial como el primer camino de toda la cristiandad.

P.- Veinte años dan para mucho. ¿Qué frutos han conseguido durante estas dos décadas de trabajo?
R.- El efecto más evidente ha sido establecer un camino en el que, pueblo a pueblo, los peregrinos pudieran seguir ese itinerario que hizo la reliquia desde San Juan de la Peña hasta llegar a Zaragoza, y después hasta Valencia. Teníamos la ventaja de que Aragón tenía un camino real muy conocido históricamente y, siguiendo ese trazado y el de las vías verdes, era relativamente fácil hacer el marcaje. Se hicieron dos primeras peregrinaciones a caballo, en 2002 y en 2004, capitaneadas por el maestro ecuestre Fernando Avilés. Ese trabajo de marcaje sobre planos y de señalización en los caminos sirvieron para que, en 2015, la Unviersidad de Zaragoza pudiera consolidar un proyecto junto a otras universidades europeas sobre la presencia del Santo Grial en Aragón.

Ninguna de las universidades hablaba de un falso histórico ni discutían que el Santo Grial no estuviera en Aragón Este proyecto universitario oficializó el relato y algo maravilloso en 2014: la Santa Sede concedió a la Catedral de Valencia ser jubilar cada cinco años y a perpetuidad. En estos 20 años hemos seguido el trabajo, consolidarlo con un proyecto europeo y lograr convertirlo en un camino jubilar, el más importante por frecuencia para toda la cristiandad. Al final de ese maravilloso camino se encuentra el deseado Santo Grial.

La 2 estrenó en mayo el documental “El Santo Cáliz: el rastro de la reliquia”, realizado con una innovadora técnica de escaneado

P.- ¿Qué significa ser el camino jubilar más seguido de la cristiandad?
R.- A lo largo de los años, algunos caminos celebran su festividad jubilar. En el caso de Santiago, por ejemplo, se celebra cuando la festividad del santo cae en domingo. Como camino, el del Santo Grial es cada cinco años y a perpetuidad, por ser una tradición de más de 1.700 años. Todo ese tiempo se lleva trabajando en un relato, sobre todo en la zona de Huesca, en torno a San Lorenzo: es una tradición oral que viene de padres a hijos de forma ininterrumpida durante 17 siglos. Eso ha hecho que la Santa Sede se plantee en el año 58 hacer una gran peregrinación por este camino.

Este camino, el del Santo Grial, es por lo que la Santa Sede hace jubilar la Catedral de Valencia. Aragón tiene un camino donde su protagonista es Jesús, una persona que conocen más de dos mil millones de personas en el mundo, y que es el legítimo dueño del cáliz que podemos encontrar en la catedral de Valencia. Todo eso unido a los once siglos en los que el Santo Grial estuvo en Aragón y te hablan de una Huesca romana o visigoda, así como un Aragón increíble con la eclosión de su reino. Es una historia maravillosa la de este camino.

Además del sentimiento religioso para conocer la figura de Jesús, viene acompañada por un entorno fantástico en lo cultural, gastronómico o paisajístico. La historia del reino de los reinos, que se puede ver en una serie de Netflix… Por ejemplo, el rey Aragorn en El Señor de los Anillos… El constructo de Aragón en Europa es muy pregnante.

P.- ¿Los aragoneses son conscientes de la vinculación de su tierra con el Santo Grial?
R.- Lamentablemente, creo que no. Nadie es profeta en su tierra. Aragón tiene una tierra tan grande… yo como valenciana le debo mi reino a un rey aragonés. La señal de Aragón se extiende por toda Europa y los reyes aragoneses fueron los que consiguieron que la Santa Sede les diera el color dorado. Un color que solo se daba a personas de reconocida solvencia.

P.- ¿Qué razones hay para que la sociedad aragonesa no conozca tanto el Santo Grial?
R.- Creo que es una mezcla de todo. Como valenciana, siento muchas veces una especie de imperialismo sobre Valencia por parte de Cataluña que a veces es irrisorio. Expresiones como la corona catalanoaragonesa me parecen una sinvergüenzada, porque a las cosas hay que llamarlas por su nombre. Siempre hay una especie de voluntad económica por parte de Cataluña para pagar voceros que expliquen las cosas como no corresponden.

Cuando a un pueblo como el aragonés se le somete a un vapuleo tan grande como la apropiación de la señal, de los reyes o del archivo, se nota. Es como estar criando a dos niños a la vez y das de comer a uno de forma exagerada pero el otro ve como todo pasa por sus narices, pero no coge nada de ese prestigio. El barrio gótico de Barcelona, por ejemplo, es una construcción de la burguesía catalana de 1850, que como no tiene algo como el arte románico de Jaca, lo tiene que construir. Ese constructo hace que, a veces, los más jóvenes no tengan ese relativismo histórico que sí tienen los mayores y se dejen dominar por la falta de currículo y por los voceros pagados para decir que todo nace de Cataluña. Entiendo que haya cierto complejo de inferioridad por parte de los aragoneses porque es un tema que ha sido tratado desde distintos puntos de vista y que, igual que se puso de moda en una época, pasará.

Conocer la historia de un pueblo y las raíces de uno mismo sirve también para conocer y apreciar la historia de los demás. Soy valenciana, amo lo valenciano, y por eso soy capaz de amar Aragón y Cataluña, con toda su extensión y toda su riqueza.

Mafé, durante la presentación de su libro en la Ciudadela de Jaca

P.- Acaban de celebrar unas jornadas en Jaca en torno a la historia del Santo Grial. ¿Cómo han ido?
R.- Comenzamos con un workshop sobre el tejido productivo y para las personas que querían conocer el apartado historiográfico del Santo Grial. La primera peregrinación que hubo fue con Francisco Franco como jefe del Estado, en 1958. Uno de los archivos más interesantes es el de RTVE y ya en el NODO se cuenta esa primera peregrinación en 1958 en el camino del Santo Grial. La primera a Santiago fue en 1965. Que toda la gente que estuvo en Jaca supiera que los 17 siglos de historia estuvieran abalados por esa peregrinación llena de orgullo a todos los jacetanos y les demuestra que esto no es un falso histórico.

Estamos hablando de algo que es fundamental: la tradición oral cristiana. Es importante hablar de la tradición oral, porque la gente piensa que tenemos los libros hechos por los propios autores, sin importar la época. Por ejemplo, los primeros libros que tenemos de Platón, desde que él los hizo en la magna Grecia, hasta los manuscritos, pasaron 1.700 años. La tradición oral es lo que ha sustentado la historia de la humanidad. Once de esos siglos ya tuvieron que ver con el Santo Grial y su tradición. Por ponerlo en perspectiva, el imperio más grande de la actualidad, Estados Unidos, solo tiene 70 años. ¿Podemos comparar 70 años con once siglos?

P.- ¿Qué actividades formaron parte de este encuentro en Jaca?
R.- Había gente que estaba tan entusiasmada que se iba uniendo a todas las acciones. Incluso muchos fueron a la gala de entrega de premios, sabiendo que ellos no iban a ganar nada. Por la tarde se presentó el libro “El santo grial”, en la Ciudadela de Jaca, gracias al coronel Rubio. Es muy interesante porque es un ensayo, escrito en lenguaje fácil, de mi tesis doctoral, a la que dediqué cinco años día y noche para averiguar qué es el Santo Grial. Animo a todas las personas a descubrir esta nueva lectura que les abrirá una nueva puerta de conocimiento y les dará unos nuevos ojos para ver Aragón.

P.- Es muy emocionante ir a un sitio como Jaca y encontrar a gente que conoce la historia. Y gente que “pasaba por ahí”, se queda, se sorprende y hace propia esta leyenda y esta parte de la historia.
R.- Sí, una de las actividades fue conocer el Museo Diocesano de Jaca a través de su directora Belén Luque y junto conmigo hicimos una búsqueda del Santo Grial, de esos elementos que podemos encontrar en la Catedral de Jaca y su museo, relacionados con lo que muy bien has dicho. El Santo Grial tiene dos vertientes: una la de tradición oral cristiana y otra esa vertiente legendaria que a partir del siglo XII forman el constructo de la búsqueda de la divinidad, del Santo Grial. Constructo que Indiana Jones persigue en una de sus secuelas y habrá que decirle a Indiana Jones que el Santo Grial estuvo once siglos en Aragón y que venga a buscarlo a estas tierras.

Lo verdaderamente apasionante es que si tenemos un hermano mayor llamado Camino de Santiago y ha dado tantas alegrías a Galicia, ahora nos encontramos como asociación que muchas personas fuera de España, asociadas al Camino de Santiago, nos dicen que han estado 15 veces en Galicia o han hecho seis veces el camino. Pero que se han enterado de que hay un camino muy europeo que se llama del Santo Grial y nosotros invitamos a todas esas personas peregrinas a caminar por Aragón y seguir una senda maravillosa que sólo falta señalizar por parte de las administraciones.

La doctora Ana Mafé es una de las mayores expertas en el tema

Porque todo el trabajo de conseguir que sea un camino jubilar, de jalonar los pueblos y señalarlos, esa homologación que hemos hablado antes de la Organización Mundial del Turismo Ecuestre. Todo eso está hecho. Solo falta poner las flechitas para que no se pierda ningún peregrino y eso hemos celebrado en este 20 aniversario: la historia del camino, orígenes, que no es un falso histórico, porque esa sagrada copa estuvo en Aragón y dio muchísimas alegrías.

P.- Recojo el guante de Indiana Jones. En Aragón no estamos muy movilizados con el Santo Grial, y quizá sea muy místico y condicionado a Hollywood. No sé si esto le hace un favor o lo aleja de la gente…
R.- Es una reflexión maravillosa. Desde hace casi dos siglos, España sufre un autoboicot planteado desde la mirada anglosajona y nos hace sentir vergüenza de nuestra historia. Los británicos han ido apropiándose de símbolos que no les correspondían, y uno de los más potentes de la literatura europea es el Santo Grial, que se lo llevan a su tierra.

En el siglo XIX, los prerrafaelistas y movimientos de pintores dan una mirada a esa época medieval, la idealizan, y se apropian de los símbolos que, por correspondencia, estaban en Aragón, como la figura del Rey Alfonso I, inspiradora del Rey Arturo; Jaca, convertida en Camelot como esa ciudad ideal para que la gente progrese; y de esa presencia en el Monasterio de San Juan de la Peña del santo cáliz. Todo forma parte de una tradición británica que, en el siglo XIX, pasa todo hacia esa zona. No hemos sabido los españoles explicar que el Santo Grial es un constructo que los británicos se lo ha llevado a sus tierras.

Igual que pensamos que Colón fue un asesino, nos vendieron que el Santo Grial, la reliquia más buscada del medievo occidental, estaba en la zona británica. Se nos han expropiado muchos símbolos y Aragón era el reino más importante en todo el occidente de Europa.

P.- Hacía antes la referencia de que está perfectamente estudiado el Camino del Santo Grial, que conocemos todos los detalles que lo rodean. Sólo falta ese empujoncito de las administraciones. ¿Cuáles son los próximos pasos, están relacionados con esta señalización?
R.- Queremos hacer dos cosas. Una, animar a todos los municipios del camino a hacer una señalización artesanal como se ha hecho en Emperador, que es el más pequeño de España, donde las amas de casa han hecho “socarrat”, que es una especie de azulejo donde se ve un santo cáliz y pone “Camino del Santo Grial – Emperador” y una flechita. Animamos a que los municipios de Aragón se animen porque sabemos que aquí hay cerámica y tenemos que poner en marcha en cada territorio lo auténtico, lo diferenciador.

Y también a las fuerzas públicas. Aquí hago un llamamiento a políticos, diputados, los que pueden abrir una puerta a su tierra, que se pongan de acuerdo. Que hagan un GR, digan que lo hace esta empresa y hay este dinero para pagarle. Y que ningún peregrino se pueda perder por el camino.

La asociación es consciente del potencial turístico, religioso, histórico y natural que, para el medio rural, representa el Camino del Santo Grial
Print Friendly, PDF & Email