Un paseo reivindicativo por el Ebro para exigir el pago de las ayudas por las riadas de diciembre

El objetivo, además de reclamar esas indemnizaciones, ha sido mostrar que el Ebro "es un río que se puede disfrutar"

Una falúa, una embarcación alargada y estrecha, ha recorrido el cauce del Ebro este miércoles como símbolo de reivindicación y para exigir el pago de las ayudas por los daños ocasionados por las riadas del pasado mes de diciembre. Ha sido la Asociación de Afectados por las Riadas del Ebro (Asafre) quien ha organizado este peculiar paseo, al que han asistido también representantes políticos del Ayuntamiento de Zaragoza y las Cortes de Aragón. El objetivo, además de reclamar esas indemnizaciones, ha sido mostrar que el Ebro «a parte de muchas más cosas, es un río que se puede disfrutar».

Así lo ha afirmado el presidente de Asafre, Alfonso Barreras, minutos antes de comenzar a navegar y quien ha destacado que «lo más importante de todo es que los afectados, después de seis meses, aún no hemos cobrado». Y ha recordado que se declaró la zona como catastrófica, «pero no sé qué tenemos que ser para cobrar antes de seis meses. Yo creo que la catástrofe la tenemos dentro», ha dicho Barreras.

Además, ha asegurado que hasta ahora no han recibido «ningún tipo de indemnización» por parte del Gobierno de Aragón y que aún están reparando infraestructuras, así como que hay motas y diques que «están aún sin arreglar». Por lo que, para el presidente de Asafre, «primero tienen que apañar todo eso y luego actuar dentro del río». «Son 20.000 hectáreas afectadas en la cuenca del Ebro y creo que es un exponente suficiente para, a día de hoy, haber tenido una solución ya», ha manifestado.

Y ahora en temporada de verano «habría que trabajar en el río para que no hubiera inundaciones después, igual que se trabaja los inviernos en los bosques para evitar los incendios en verano», ha dicho Alfonso Barreras. «Cada riada hace mejor la siguiente, lo peor aún no ha llegado», ha concluido el presidente de Asafre.

El presidente de Asafre junto a miembros de las Cortes de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza

De paseo con PP y Vox

El alcalde de Figueruelas y diputado provincial por el Partido Popular, Luis Bertol, ha sido uno de los que este miércoles se ha subido a la falúa de reivindicaciones. «Cada riada hace mejor la anterior, no por los daños que pueda causar, sino por la inacción de la Administración», ha afirmado. Y para el miembro del PP «es del todo inadmisible que seis meses después de la riada todavía haya infraestructuras de riego sin reparar, diques sin arreglar y, sobre todo, que los afectados no hayan cobrado el dinero de la ruina que les supuso la última riada».

Por su parte, ha dicho que «no sé si será viable o no la limpieza del cauce del río, pero yo creo que siempre hay soluciones para arreglar las cosas». Y lo que sí tiene claro es que «la Administración competente de turno no debe esperar tanto tiempo para poner soluciones y arreglar infraestructuras tan necesarias como son las de riego, estamos en verano y los agricultores tienen que regar», ha finalizado.

También ha disfrutado del paseo por el Ebro el presidente del Comité Ejecutivo Provincial de Vox en Zaragoza, Julio Calvo, quien ha recordado que «siempre hemos apoyado la limpieza del río, del cauce y la ribera, para evitar que año a año los efectos catastróficos de las riadas vayan siendo mayores». «Sorprendentemente, la zona inundada en las riadas es cada vez mayor», lo cual «solo se puede controlar si llevamos a cabo un proceso de limpieza del río como se ha estado haciendo durante siglos. Ahora lamentablemente se ha abandonado esa política, que creo que era razonable para evitar estos problemas», ha concluido Calvo.

Print Friendly, PDF & Email