La Aemet fija el sábado como último día de la ola de calor

El viernes, la mayoría de los escenarios apuntan a un nuevo ascenso en la mayor parte del país

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha confirmado que la primera ola de calor del año en España finalizará este sábado después de durar siete días y afectar a toda la península y Baleares excepto Galicia, el litoral del Cantábrico occidental y puntos del litoral mediterráneo peninsular.

La Aemet apunta, en la última actualización de aviso especial por la ola de calor, que la estabilidad generalizada y la fuerte insolación, junto con la entrada de una masa de aire muy cálida procedente del norte de África, provocan «un importante ascenso de las temperaturas» tanto de día como de noche en buena parte de la península.

«Como consecuencia, nos encontramos en un episodio de ola de calor que finalizará el sábado, día 18», recalca la Aemet, que precisa que las temperaturas se mantendrán altas ese día en la mitad oriental peninsular. Además, el viento de componente sur está arrastrando polvo en suspensión, lo que podría originar calimas y reducción de la visibilidad.

El ascenso térmico continúa este miércoles en el oeste de Galicia, el cuadrante noreste peninsular y la Comunidad Valenciana. Las temperaturas se mantendrán altas en el centro y sur de la península, con al menos 40 grados en amplias zonas, sobre todo en los valles del Ebro, Tajo, Guadalquivir y Guadiana, donde puntualmente podrían superarse a los 42 grados.

El jueves es probable un nuevo aumento térmico en el área cantábrica, así como un ligero descenso en la vertiente atlántica y otras zonas del interior y este peninsulares. El viernes, la mayoría de los escenarios apuntan a un nuevo ascenso en la mayor parte de la península.

Noches tropicales

Por otro lado, las temperaturas mínimas de la ola de calor están siendo también elevadas, con noches tropicales (cuando no se baja de 20 grados) o tórridas (al menos 25 grados) en amplias zonas del sur y el centro de la península, así como en el valle del Ebro.

A partir de últimas horas del viernes, el escenario más probable apunta a la formación de una borrasca en superficie en el golfo de Vizcaya asociada a una DANA (depresión aislada en niveles altos) que favorecerá el establecimiento de un flujo atlántico del suroeste sobre la península.

En consecuencia, el sábado se espera un acusado descenso de las temperaturas en la mitad occidental peninsular, que en algunas zonas será notable, y finalizará así el episodio de ola de calor, si bien en la mitad este peninsular todavía se espera que se alcancen altas temperaturas. Este descenso térmico se extenderá el domingo de forma generalizada a toda la península y Baleares.

Print Friendly, PDF & Email