El PP defiende la estabilidad laboral ante la falta de médicos en el medio rural: «Si hacemos plazas atractivas, vendrán»

“No podemos permitirnos más cierres de consultorios locales, más esperas de 14 o 15 días para ser visitados por un facultativo", ha denunciado Marín

“El Gobierno de Aragón vuelve a repetir el error de todos los veranos, es incapaz de anticiparse a los problemas y eso está generando un perjuicio a la sanidad, a los aragoneses y a quienes nos visitan”. Así lo ha puesto en evidencia este miércoles la portavoz de Sanidad del PP en las Cortes, Ana Marín, quien ha señalado que la falta de facultativos en el medio rural es un problema “gravísimo” que el Ejecutivo de Lambán es “incapaz de solucionar”.

“La DGA vuelve a repetir el error de todos los veranos. Conociendo de antemano la situación, la multiplicación de población en nuestros municipios, es incapaz de adelantarse a la situación, no trabaja para que la falta de profesionales sanitarios impida, por un lado, dar una debida atención a los pacientes y, por otro, dar un merecido descanso a nuestros profesionales”, ha denunciado Marín.

La portavoz de Sanidad ha puesto en valor el trabajo de los profesionales “que se han dejado y se siguen dejando la piel, que doblan turnos y recorren nuestros municipios para cuidar de todos nosotros”. En este sentido, ha señalado que son los propios facultativos quienes están alertando de que “peligra la atención sanitaria en nuestro medio rural y de que, si no se reacciona a tiempo, muchos consultorios locales se verán abocados a cerrar”.

Por todo ello, Marín ha lamentado la mala actuación del Gobierno de Lambán y ha pedido al Ejecutivo “que escuche a los profesionales, porque son ellos los que pueden aportar muchas soluciones”. “Nosotros les hemos escuchado y por eso hemos presentado una iniciativa en la que, entre otras cosas, pedimos que se convoque en un plazo máximo de siete días, la Mesa Sectorial”, ha apuntado.

«Si hacemos atractivas nuestras plazas, los profesionales vendrán»

La iniciativa de los populares incluye también la necesidad de avanzar en la estabilidad laboral: retribuciones acordes a la situación, accesibilidad a viviendas en las zonas de difícil cobertura, aumento del abono de la hora de atención continuada equiparándola a otras comunidades vecinas, y un aumento de los complementos que perciben los profesionales acomodándolos a la situación actual.

“Si hacemos atractivas nuestras plazas, los profesionales vendrán. Si son otras comunidades las que las hacen más atractivas, esos profesionales se irán. Es una razón que todos entendemos, todos menos el Gobierno de Aragón”, ha explicado Marín.

“No podemos permitirnos más cierres de consultorios locales, más esperas de 14 o 15 días para ser visitados por un facultativo. No podemos permitir que el deterioro de la sanidad en Aragón espante a los turistas o no atienda debidamente a los aragoneses. No podemos permitir lo que está ocurriendo. Esperemos que el Gobierno de Lambán nos escuche y sea capaz de ofrecer a los aragoneses una sanidad pública digna”, ha expuesto.

Por último, Marín ha lamentado el “deterioro continuado” de la sanidad pública que está generando la “incapacidad” de gestión del Gobierno de Lambán. “Hablamos de los consultorios, de la falta de profesionales, de las ambulancias, de las listas de espera. Ahora el Gobierno de España se plantea retirar la colaboración con la sanidad privada, sin entender que pueden ser complementarias, que donde no llega la sanidad pública puede apoyarse en la privada, porque estamos hablando de la salud y eso debe quedar al margen de cualquier ideología”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email