El plan de comunidades energéticas de Zaragoza beneficiará a más de 20.000 hogares y 500 comercios

El Ayuntamiento de Zaragoza ya enmarcó el proyecto del barrio solar del Actur en esta misma línea

El Ayuntamiento de Zaragoza impulsará la producción de energía verde en los principales edificios municipales así como en zonas comerciales, polígonos industriales y barrios de la ciudad a través de un Plan Municipal de Impulso a la Transición Energética que apostará por el autoconsumo y permitirá reducir la factura de la luz. En concreto, se trata de un modelo de autoconsumo solar compartido, de manera que las comunidades energéticas que se pongan en marcha en diferentes zonas de la ciudad darán servicio a los inmuebles y comunidades extendidas a menos de 500 metros de las mismas.

En un principio, este proyecto se engloba en tres planes concretos destinados a equipamientos municipales, polígonos industriales y barrios solares. Para ello se van a instalar placas fotovoltaicas aprovechando los espacios de titularidad municipal como son las cubiertas de edificios, algunos solares en propiedad del Ayuntamiento y la creación de marquesinas en aparcamientos públicos.

En este último caso, el proyecto saldrá a licitación en tres lotes en diferentes zonas de la margen izquierda de la ciudad. Serán diez marquesinas en la zona del Actur, dos en Marqués de la Cadena y dos más en el estacionamiento de Macanaz y en Santa Isabel. En total, se calcula que con estas primeras acciones podrían llegar a beneficiarse más de 20.000 hogares y 500 comercios que verán reducida su factura de la luz.

«A nosotros como particulares no nos va a suponer ninguna inversión. Si antes pagábamos 100, ahora pagaremos 60 o 70, pero será dentro de ese precio donde ya esté repercutida, por parte de las empresas, la inversión inicial que han debido hacer. Nosotros solo notaremos la rebaja», ha explicado la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca. Las placas, además de producir energía, permitirán dar sombra a los vehículos estacionados.

El resultado final será convertir a Zaragoza en referente nacional en cuanto al autoconsumo de energía verde y sostenible, así como reducir la factura eléctrica tanto de las familias y pymes zaragozanas como del propio Consistorio. «En cinco años se puede desarrollar un ecosistema en la ciudad que deje resuelto el aspecto del consumo energético y la sostenibilidad de Zaragoza a una década vista, siendo únicos en España y ejemplo a seguir”, ha afirmado el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano.

Polígonos industriales

Por otra parte, el plan municipal de autoconsumo energético contempla la concesión de solares municipales para la producción de energía solar con destino al consumo compartido con pymes en los polígonos industriales de Cogullada, Empresarium y Malpica. De esta manera, desde el consistorio ya se han iniciado los trámites con los gestores de los polígonos que han manifestado su interés por este proyecto.

«En las circunstancias en las que están ahora las pymes en las que la energía merma cuando no directamente destroza sus beneficios mes a mes, va a hacer que este sea un plan absolutamente atractivo para las empresas y así nos lo han señalado los representantes de estas asociaciones», ha afirmado Serrano.

En estos casos, el área de Urbanismo ya ha estudiado y señalado las posibles parcelas donde desarrollar estos proyectos. En todas las opciones se trata de suelos de titularidad municipal y ya se han empezado a diseñar las posibles modificaciones del PGOU, de entidad menor, que serían necesarias para facilitar el desarrollo de las instalaciones fotovoltaicas.

Equipamientos municipales

Por último, se van a impulsar cuatro plataformas de energía fotovoltaica para dar servicio a la Casa Consistorial, Etopia, Edificio Seminario y el Cuartel de Policía Local de La Paz. Se van a implantar en el entorno de los cuatro inmuebles municipales un total de 3.902 paneles solares (561 en la Casa Consistorial, 1.194 en el Seminario, 1.255 para el Cuartel de Policía y 892 en Etopia).

Además, en el caso específico para el edificio de Policía Local, Urbanismo no empleará aparcamientos públicos del entorno, sino que ya tiene dispuestos los pliegos, los estudios de viabilidad y las consultas con el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) para la instalación de placas fotovoltaicas sobre las cubiertas de los bloques de nichos del Cementerio de Torrero. Esto permitiría en diferentes fases dar energía tanto al edificio de Policía como al Centro Comercial Puerto Venecia, con cuyos responsables ya se han entablado conversaciones, lo que abre así también las plataformas y comunidades energéticas al comercio de la ciudad.

En total, los cuatro inmuebles municipales mencionados tienen un consumo actual anual de 7,9 GWh de electricidad y 4,2 GWh de gas. Los objetivos marcados por el Ayuntamiento supondrán el ahorro de consumo de energía térmica del 15% y del 30% en energía eléctrica, el ahorro económico será cercano a los 2,8 millones de euros anuales y se podrá reducir en un 40,5% las emisiones de CO2, generando 2,7 MWh eléctricos mediante energía solar fotovoltaica.

Para todo ello, Urbanismo calcula una inversión total prevista de 5,5 millones de euros, de los que cuatro millones se destinarán a instalar placas solares y el 1,5 restante a mejorar la eficiencia energética de las instalaciones: alumbrado, monitorización de consumos, sistema de telegestión, renovación de salas de calderas o mejora de los climatizadores.

Print Friendly, PDF & Email