Aragón se prepara para tumbar el récord histórico de calor en junio

El agua será un compañero inseparable para soportar las altas temperaturas

Si alguien pensaba que la ola de calor aragonesa estaba en su fase final, que sepa que esto no ha hecho más que empezar. Este miércoles comienza el calor de verdad, con temperaturas previstas que superarán los 40 grados durante cuatro días seguidos, algo nunca visto en Aragón. El récord de la Comunidad en el sexto mes del año se sitúa en 43,2 grados y es fácil tumbarlo.

Es este miércoles cuando se empieza a coger carrerilla para las máximas y las mínimas más altas. El pico estará en el viernes y el sábado, días en los que quizá es oportuno abandonar la terraza del bar para buscar acomodo en el aire acondicionado hogareño. Según ha señalado Rafael Requena, delegado de la Aemet en Aragón, el domingo “todavía se mantendrá”, pero habrá que olvidarse del cierzo porque el fin del episodio “no es brusco”. En definitiva, que no se notará “una desaparición completa”.

También puede establecerse un nuevo máximo de temperaturas mínimas, que se dan por la noche. Actualmente se encuentra en 24,7 en Zaragoza y Huesca y en 23 en Teruel, algo que ha rondado este miércoles. Conciliar el sueño se hará complicado, pero también pasear durante el día, porque el fin de semana los termómetros se moverán entre los 43 y los 44 grados. La máxima de junio está en 43,2 y es “fácil” que se supere, aunque más raro sería hacerlo con los 44,5 del 7 de julio de 2015, San Fermín, día de la cifra más alta en Aragón.

La buena noticia es que apenas durará una semana. La temperatura empieza a bajar por el oeste, momento en que se intensifica en el este, y ya el lunes se espera una cierta normalidad. Hasta entonces habrá que aguantar el calor veraniego que, dicho sea de paso, ha acompañado todos los periodos estivales de la historia. Tan habitualmente como lo hace el frío en invierno.

Print Friendly, PDF & Email