ZeC propone crear 29 refugios climáticos en Zaragoza para paliar las altas temperaturas

Con esta medida se busca proteger del calor extremo a los grupos más vulnerables

Beber mucha agua, no salir en las horas centrales del día y reducir la actividad física son algunas de las recomendaciones que llenan nuestro día a día cuando se acerca una ola de calor. Sin embargo, ante el nuevo aumento de temperaturas y el hecho de que este fenómeno sea cada vez más frecuente, desde ZEC proponen ir un paso más allá y crear 29 refugios climáticos en Zaragoza para proteger a los ciudadanos.

El portavoz de Zaragoza en Común, Pedro Santisteve, ha propuesto este lunes crear espacios en todos los distritos de la ciudad que sirvan como refugio ante el calor, especialmente, para “colectivos como la infancia, las personas mayores, personas con enfermedades crónicas”. Unos espacios “refugio” donde la temperatura no rebase los 26 grados y en los que la ciudadanía pueda participar en su diseño y en su ubicación. Para ello ha propuesto utilizar, en la medida de lo posible, equipamientos públicos como bibliotecas, polideportivos, museos o incluso los patios de los colegios “buscando cómo incrementar la vegetación y sacando el cemento”, ha explicado Santisteve.

“Todo lo que sean medidas para limitar la exposición a temperaturas máximas, funciona para reducir la mortalidad por olas de calor”, ha señalado el portavoz. Olas de calor que cada vez son más frecuentes y más duraderas, suponiendo cada vez más riesgo para las personas vulnerables, algo que hay que prevenir, según Santisteve, desde el urbanismo. “Tenemos que cambiar el asfalto por la vegetación, porque el asfalto retiene el calor y por la noche lo suelta”, ha destacado. Por ello, también se está contemplando tomar medidas azules y verdes en estos espacios, que consistirían en crear zonas de agua con fuentes donde no las haya, así como zonas verdes con árboles y pérgolas que proporcionen la tan necesaria sombra. Por otro lado, también se plantean medidas grises que se alinean con los planes de eficiencia energética y que pasarían por aislar viviendas y espacios.

Santisteve ha considerado una buena noticia que Zaragoza se plantee este tipo de medidas ante la crisis climática, siguiendo el ejemplo de otras ciudades españolas como Sevilla, Vitoria o Málaga, que ya han puesto en marcha este tipo de iniciativas con éxito. Además, ha señalado que no solo este tipo de proyectos cuentan con financiación europea -algo de lo que ya se han beneficiado ciudades como Barcelona-, sino que también están contemplados en la Ley de Transición Energética, que exige, entre otras cosas, la intervención en infraestructuras como una de las medidas contra el cambio climático.

Print Friendly, PDF & Email