Huesca, Épila, Jaca y Tauste dispondrán de 150.000 euros para erradicar el chabolismo

El Gobierno de Aragón y los ayuntamientos colaborarán más allá de la intervención en la vivienda. Foto de archivo

Las localidades de Huesca, Épila, Jaca y Tauste van a disponer de un total de 150.000 euros para aplicar diferentes proyectos que ayuden a erradicar el chabolismo y ofrecer a esas familias unas viviendas dignas. Forma parte del convenio firmado este martes entre los cuatro ayuntamientos y el Gobierno de Aragón, que asumirá la adquisición o arrendamiento de viviendas, reformas y mejora, el derribo de chabolas o el acondicionamiento de las zonas en las que se ubican determinados asentamientos.

De ese montante, el Ayuntamiento de Huesca recibirá 60.000 euros, que destinará a atajar el problema de la infravivienda en el Camino de Jara, donde se ubican siete viviendas, cuatro chabolas y una caravana. “No vale cualquier tipo de asentamiento. Más allá de posibilitar una vivienda, es importante la colaboración en la formación, educación, realojos y acompañamientos a lo largo de un proceso que no es fácil”, ha señalado la teniente de alcalde, María Rodrigo.

Por su parte, Épila, Jaca y Tauste tendrán 30.000 euros cada una. La primera actuará en la zona de Los Cabezos, en la que se ubican 170 infraviviendas de las cuales un amplio porcentaje son cuevas. Con este dinero se asumirán los costes del derribo y saneamiento de las infraviviendas que queden libres tras la intervención de acompañamiento por parte del Ayuntamiento de Épila.

En el caso de Jaca, el convenio, que se gestiona a través de la Fundación Thomas de Sabba, busca la intervención en el asentamiento del barrio de San Jorge en el que todavía se ubican una veintena de familias. Esta entidad, presidida por el alcalde, Juan Ramón Ipas, nació para poner en marcha un plan de erradicación del chabolismo, que ha insertado “una parte considerable” de las personas que vivían en ese asentamiento, con una satisfacción “del 100%”, ha expresado el primer edil.

Finalmente, Tauste destinará la subvención a la adquisición o arrendamiento de viviendas que permitan el traslado de las familias ocupantes de infraviviendas y la realización de obras de reforma y mejora de las viviendas que sean susceptibles de actuación. “Ojalá sea el inicio del trabajo que tenemos que hacer, dialogando con Servicios Sociales para que esta gente con tantos problemas se integren en la sociedad”, ha señalado su alcalde, Miguel Ángel Francés.

Con estos convenios, el Gobierno de Aragón y los ayuntamientos colaborarán más allá de la intervención en la vivienda, sino que se les ofrecerá una “asistencia integral”, tal y como ha descrito el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro. “Ponemos a disposición de estas familias recursos, estrategias y profesionales para ser un instrumento útil y avanzar hacia una sociedad más justa, inclusiva y solidaria”, ha remarcado.

Print Friendly, PDF & Email