El número de personas con empleo que ha solicitado ayuda a Cáritas se duplica en 2021

Las ayudas más numerosas, 5.811 del total, han sido para alimentación, ropa, enseres menores, documentación, etc.

El número de personas con empleo que en Aragón pidió ayuda a Cáritas se ha duplicado en 2021 hasta alcanzar el 10,1% del total de las solicitudes que recibió la entidad, una cifra que en 2019 supuso un 5,8%. Y aunque es un porcentaje «bajo», revela una «tendencia ascendente» en la Comunidad que deriva de la crisis generada por la pandemia. En total, Cáritas Diocesana de Zaragoza atendió durante el año pasado a 7.839 personas en situación de vulnerabilidad en 3.657 hogares, aportando 12.544 ayudas por valor de 1,9 millones de euros. Pero también cabe resaltar que fueron 6.450 las intervenciones de orientación, acogida y apoyo psicosocial.

Y el tema de la vivienda es uno de los que más preocupa a la entidad, ya que también ha sido al que más importe económico se ha destinado. Concretamente 54,5 de cada 100 euros ha ido dirigido al alquiler, luz, gas o equipamiento. Aunque las ayudas más numerosas, 5.811 del total, han sido para alimentación, ropa, enseres menores, documentación, etc. Así lo revela la memoria de 2021 de Cáritas, presentada este martes por su director, Carlos Gómez, y su secretaria general, África Navarro, con motivo del Día de la Caridad.

Ambos han puesto en valor la generosidad de los aragoneses, que han dado una «respuesta solidaria inmediata» a los llamamientos de ayuda ante la creciente situación de vulnerabilidad de muchas personas en la Comunidad. Lo mismo ha ocurrido con la guerra en Ucrania, ya que por ahora han recogido 339.000 euros que han enviado a la entidad nacional de Cáritas y esta a su vez a Ucrania para ayudar a todas las víctimas.

Perfil de los atendidos

El 68% de las personas atendidas estaban en edad de trabajar (de 16 a 64 años incluidos), por lo que fueron el grupo de edad más representado. Aunque destaca que el 30,9% de las personas atendidas fueron menores de 18 años, y el 3,2% mayores de 65. Por su parte, las mujeres fueron al menos el 54,3% de las personas acogidas y los hombres el 45,4%.

Y la mayor parte de las personas que acudieron a Cáritas en 2021 estaban en situación de desempleo (42,9%). Cabe resaltar que el porcentaje de personas que estaba trabajando y que solicitó ayuda a la entidad es «escaso», ha afirmado África Navarro, quien ha desglosado las cifras de la memoria. Sin embargo, es «significativo» que en los dos últimos años este porcentaje casi se ha duplicado. En 2019 el 5,8% de las personas acogidas estaban trabajando, mientras que en 2020 lo hacían el 9,3% y en 2021 el 10,1%.

Por otro lado, al menos el 58,3% de las personas acogidas eran nacidas en un país extranjero. De ellos, casi la mitad (47,9%) tenían permiso de residencia o trabajo; al menos el 10,3% de los atendidos extranjeros estaban inmersos en el proceso de tramitación de Protección Internacional para obtener el estatuto de refugiado o asilado en el momento de ser atendidos; y un 36% se encontraban en situación de irregularidad administrativa.

Hogares unipersonales y monoparentales

En cuanto al régimen de tenencia de la vivienda, predominó el alquiler (44,4% del total), seguido por la vivienda realquilada (28%). Un 4,8% no residían en ningún domicilio mientras que el 4,4% lo hizo en un servicio o centro de alojamiento.

Los tipos de hogar más frecuentes fueron: unipersonal (34,9%); monoparentales (23,4%) y los hogares con hijos (21%). Los que están sin hogar representaron el 5,9% y los conformados por otro tipo de parentesco el 7,2%. Respecto al 2020 hay un leve ascenso de los hogares monoparentales de 3,4 puntos porcentuales y leve descenso de 1,9% de aquellos que están sin hogar.

Retos para este 2022

En Cáritas Zaragoza han constatado que la pandemia «ha venido a agravar las condiciones de vida de las personas que ya estaban anteriormente en situación de pobreza, empeorando cuestiones como el acceso a una vivienda digna o a ingresos mínimos e incidiendo en la cronificación de la pobreza». A esto se añade el sostenimiento de determinadas trabas (acceso a recursos económicos o digitales, situación administrativa) que dificultan el acceso a derechos básicos como el empleo, la vivienda o unas rentas mínimas.

Por todo ello, la entidad se ha propuesto una serie de retos a los que hacer frente para luchar por los más necesitados, según ha explicado Carlos Gómez. El primero es el tema de la vivienda, ya que sigue siendo «insuficiente» la oferta de alquiler social por parte de la Administración Pública. Sin ingresos estables, como es la circunstancia de las familias que acuden a Cáritas, y en algunos casos, incluso, sin una situación administrativa regular, «es muy difícil mantener y acceder al mercado de alquiler».

En segundo lugar, los ingresos mínimos, ya que han observado «dificultades de acceso a prestaciones básicas en determinados casos, así como una baja tasa de cobertura por parte de los sistemas públicos de protección social (Ingreso Mínimo Vital, Prestación Complementaria)», ha apuntado Gómez. Asimismo, el director ha destacado las dificultades en el acceso al mercado de trabajo y un aumento de la precarización laboral.

La brecha digital es el tercer reto al que se enfrentan en Cáritas. La dificultad de acceso a herramientas digitales, a nivel de recurso o competencial, «complica el proceso de solicitud y tramitación de prestaciones básicas, lo que supone una pérdida de oportunidades de acceso a derechos fundamentales, convirtiéndose de esta manera en un factor importante de exclusión social», ha explicado Carlos Gómez.

Finalmente, la situación administrativa. Y es que las condiciones administrativas de tránsito, llegada e integración de las personas que se han visto forzadas a movilizarse cruzando fronteras «inciden en su realidad de vulnerabilidad y pobreza».

Cómo colaborar con Cáritas

Puedes colaborar con la entidad haciéndote socio de Cáritas Zaragoza con la aportación económica que se considere. También se puede llamar al 976 213 332 o entrar en www.caritas-zaragoza.org. Por otro lado, puede hacerse un donativo en la sede (Paseo Echegaray, 100), por transferencia en la cuenta Ibercaja: ES3120850113620300027229 o a través de la web www.caritas-zaragoza.org.

Además, formando parte de su voluntariado, comprando en la tienda Moda re- (calle Mariano Royo, 20, Zaragoza) o llevando ropa a los contenedores rojos de la empresa de inserción A Todo Trapo. Por último, disponiendo en el testamento, en forma de herencia o legado, la entrega de determinados bienes o efectivo a favor de Cáritas Zaragoza. Aunque también se puede convertir en empresa o entidad solidaria.

Print Friendly, PDF & Email