Cuco Ziganda: «Para el Huesca, competir con el Real Zaragoza significa el crecimiento del club»

El nuevo entrenador oscense ya ha pisado El Alcoraz. Foto: S.D.H.

El capitán de la nave oscense, Cuco Ziganda, ya está a los mandos del barco. Este martes ha sido su presentación oficial, ha transmitido a partes iguales un mensaje de paciencia e ilusión y ha sido preguntado por primera vez acerca del Real Zaragoza. El partido que enfrenta a ambos confiesa que no lo conoce, pero tiene claro lo que refleja: “Para el Huesca, competir con el Real Zaragoza, viniendo de donde viene cada uno, significa el crecimiento del club”, ha asegurado en sus primeras declaraciones.

Lo cierto es que este hecho demuestra no solo el crecimiento de la entidad, también “de la provincia y a nivel deportivo”. En el cuadro oscense están “encantados” de poder jugar esos partidos y, cuando lleguen, los afrontarán intentando “dar a la gente lo que quiere ver, que se sienta orgullosa”. El fútbol “es una cosa de locos, mueve mucha pasión y mucha ilusión”, por lo que deben ser “conscientes” de lo que se representa.

Otro de los titulares que ha dejado es que el Huesca sueña “en positivo, en grande”. El Cuco se decantó tras ver en el fútbol “poca racionalidad y mucha gente que se guía por los entornos, por muchas cosas extradeportivas”. Hay “poca gente que respire futbol y crea en los proyectos”, pero el Huesca “es uno de esos clubs”, y a la vista está lo que ha crecido en este tiempo. Ziganda ve cómo “los chavales de la provincia se identifican y ya no se mira a los de alrededor”.

Pero no es la única frase esclarecedora que hay dejado, porque también ha garantizado que los altoaragoneses van a tener “una gran plantilla”. En Segunda hay “pocos equipos capaces de imponer la calidad y esa supuesta superioridad”. Los cuadros “están trabajados, se protegen muy bien y es más fácil defender que atacar”. Por lo tanto, el Huesca tratará de hacer “un equipo compensado, y la misión es sacar lo mejor de cada jugador”. “Como vamos a tener una gran plantilla, intentaremos que la cosa vaya bien”, ha afirmado.

Ziganda cree en el proyecto, porque ha insistido cuando se le ha preguntado por los actuales jugadores. “La plantilla va a tener nivel, calidad; vamos a tener mimbres para hacer buenas cosas”, ha asegurado. De los que ya están “muchos han jugado en Primera”, y aunque el año pasado no se logró ascender, los jugadores “han demostrado en más de una ocasión que son de nivel”. En Huesca “hay cola para entrar, mucha gente que le gustaría entrenar y estar en la plantilla”. Ahora se empieza de cero “con toda la aspiración para tener un gran año”.

Un fútbol vistoso

Tener la pelota, fútbol ofensivo, llegar, encajar pocos goles… esa es la idea del nuevo míster. Intentarán lograr unos fichajes acordes a ellos, amoldados a las posibilidades del club porque “va a haber un recorte al año pasado, pero hay capacidad”. Aspiran “a jugadores con hambre, ilusión y que quieran tener gran experiencia profesional y deportiva”. Con buen juego y buenos jugadores conseguirán que la gente “se identifique con y sin balón”. “Me gustaría que cuando nos vieran digan «cómo van, cómo atacamos», y cuando no, «qué duros»”.

El míster reconoce que es “difícil” volver a subir, pero “no solo con el Huesca, también con otros clubes”. Sin embargo, ha querido lanzar un mensaje de ilusión: “Manteniendo unos valores, una fortaleza grupal, una idea de trabajo, de unidad, de ir hacia adelante da igual con quien, se pueden conseguir cosas”. Eso sí, hay que demostrarlo, y Ziganda ya está manos a la obra para que las palabras se conviertan en hechos.

Print Friendly, PDF & Email