La DGA reconoce que la campaña de cereal será «problemática» por las altas temperaturas

Desde UAGA calculan que la cosecha de cereal podría caer un 25% por las altas temperaturas

El Departamento de Agricultura teme que la campaña de recogida de cereal pueda llegar a ser “problemática” por las altas temperaturas que están acechando al campo aragonés en las últimas semanas. Así lo ha reconocido el consejero del ramo, Joaquín Olona, quien no ha llegado a calificar de “mala” cosecha, pero sí ha afirmado que “no va a ser buena” por las “condiciones climatológicas muy adversas”, con “temperaturas anormales” que “afectan a la maduración del trigo”.

Aunque el consejero ve “imposible”, a día de hoy, hacer una valoración “con un mínimo de rigor”, desde UAGA sí realizaron unas primeras estimaciones que cifraban una caída de hasta un 25% en una cosecha que se preveía “muy buena”, pero el bochorno ha provocado el “asurado” del grano, es decir, no se ha desarrollado adecuadamente y no ha alcanzado el peso deseable. “Si no hubiera sido por el calor inusual que ha habido en mayo, las previsiones de cosecha serían muy buenas”, exponían desde la organización.

Asimismo, Olona también ha mostrado su confianza en las lonjas y su modelo de fijación de precios, después de que la propia UAGA denunciara un acuerdo entre operadores para bajar el precio del cereal, acusando a las empresas de “manipular la libre competencia”. Ante esta cuestión, el consejero cree que sería un “error” que el Ejecutivo interviniera en el mercado, garantizando que las lonjas “funcionan correctamente” y “reflejan la realidad de la oferta y la demanda”. “Flaco favor se harían las lonjas si manipulasen los precios. Más allá de aceptar la crítica, pediría prudencia para no desacreditar entidades ante las que no hay razones para desconfiar”, ha añadido.

Olona ha realizado estas declaraciones durante la presentación en Zaragoza de un informe que muestra los avances económicos, sociales y medioambientales en el cultivo de maíz durante los últimos 30 años. En concreto, calculan que la mejora vegetal de este cereal ha incrementado su valor añadido bruto en 2.742 millones de euros entre 1990 y 2017, incidiendo en que serían necesario otras 44.931 hectáreas cada año, el equivalente a 64.000 campos de fútbol, para obtener la producción existente de maíz.

De hecho, desde la asociación Anove, productora del informe, resaltan que la mejora vegetal es un sector “muy intensivo” en I+D, con unas 60 empresas a nivel nacional que destinan entre el 15 y el 20% de su facturación al I+D, asegurando que es más alta que otros ámbitos como la automoción. Un porcentaje que, para el consejero Olona, muestra cómo la agricultura tiene que apostar por la innovación continua y alejarse de “fantasías que, fruto del desconocimiento, atentan contra la seguridad alimentaria y la salud”. “La agricultura debe incorporar la mejora vegetal y asumir retos de productividad, como adaptar los cultivos al cambio climático, a la demanda de los consumidores o hacer frente a las plagas”, ha señalado.

Print Friendly, PDF & Email