La 10K de Zaragoza vuelve a hacer correr a 3.000 participantes con tanta emoción como calor

La salida ha congregado en el Pabellón Príncipe Felipe a multitud de corredores y acompañantes. Foto: J.A.Pérez (10K Zaragoza)

Cinco, cuatro, tres, dos, uno… Y 3.000 participantes se han echado a correr desde el Príncipe Felipe a las 9.30 horas de este domingo con tanta emoción como nervios. Y es que había muchas ganas de que la 10K volviese a recorrer las calles de Zaragoza tras dos años de parón a causa de la pandemia. Toni Abadía se ha hecho con la victoria en la categoría masculina cruzando la línea de meta en el minuto 29:34, un tiempo que no le ha servido para batir su propio récord de 29:04. En la categoría femenina, la flamante ganadora ha sido Malika Asahssah con una marca de 36:41.

La motivación de los corredores pasando por lugares emblemáticos de la ciudad como la Plaza de España, la Plaza San Miguel o la Plaza del Pilar ha sido una de las grandes imágenes de la carrera. Con gritos de ánimo y aplausos, miles de personas se agolpaban a lo largo del recorrido para la alegría de los corredores que les saludaban y correspondían con sonrisas.

Pero, sin duda, este año la 10K ha tenido un protagonista no deseado: el calor. La mayoría de los corredores se echaban por encima el agua del avituallamiento y otros se secaban el sudor con sus propias camisetas o cintas. A algunos las altas temperaturas les han jugado una mala pasada y han tenido que ser atendidos por los servicios sanitarios al término de la carrera.

Además, la fruta fresca y el hielo han sido bien recibidos por aquellos que llegaban exhaustos tras un recorrido que requería un gran esfuerzo físico pero que se ha vivido con emoción y muchas ganas.

Print Friendly, PDF & Email