En marcha el proyecto para actuar en las carreteras de las Altas Cinco Villas

Imagen de la reunión informativa en el Ayuntamiento de Lobera de Onsella con los alcaldes y representantes de entidades de la Val d’Onsella

El departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, impulsa actuaciones en las carreteras A-1601, en 8 kilómetros desde el cruce Undués de Lerda-Navardún-Urriés y en la A-2603, en un tramo de 11 kilómetros entre Navardún-Isurre-Lobera de Onsella. Las actuaciones consisten en un refuerzo y ensanche de las vías, tienen un presupuesto de 4.526.396,07 euros (IVA incluido). De este modo, está en marcha el proyecto para actuar en las vías de las Altas Cinco Villas.

El proceso de licitación de comenzó el pasado mes de febrero con un proyecto único y en estos momentos ya se encuentra la propuesta de adjudicación. La firma del contrato se espera realizar a finales de este mes de manera que los trabajos puedan comenzar en el menor tiempo posible. Este año se ejecutará la obra por valor de un millón de euros y el resto se completará en 2023. La Compañía de Obras Públicas, Hormigones y Asfaltos SLU (grupo MLN) es la preadjudicataria del contrato.

El director general de Carreteras, Bizén Fuster, ha mantenido hoy una reunión informativa en el Ayuntamiento de Lobera de Onsella con los alcaldes y representantes de entidades de la Val d’Onsella, en la que, acompañado de técnicos, se han explicado los pormenores de estas actuaciones.

Fuster ha explicado que «se hacen dos proyectos en uno para actuar en dos carreteras principales en una zona especialmente castigada por la despoblación” y ha recordado que “en estas vías apenas se ha invertido en los últimos 60 años con la salvedad del tramo Longás-Lobera que fue objeto de actuación durante la pasada legislatura”.

El director general de Carreteras, Bizén Fuster, ha explicado que “en la carretera A-1601 entre Undués de Lerda y Urriés se crearán dos carriles de 2,8 metros cada uno y unos arcenes de 20 centímetros”. La mejora de la capa de rodadura se realizará con un reciclado in situ del material existente y con el extendido de una nueva capa de firme.

En el caso de la carretera A-2603, entre el desvío de Navardún a Lobera de Onsella, la actuación se centrará en recuperar la anchura original de la carretera con labores de limpieza y reposición de las márgenes de manera que se puedan obtener dos carriles de 2,6 metros.

Por su parte, el alcalde de Lobera de Onsella, Chabier Mayayo, ha agradecido el esfuerzo del Gobierno de Aragón en atender estas demandas y a todos los que le han precedido en las reivindicaciones, calificando las actuaciones como históricas.

Print Friendly, PDF & Email