Rubén Manjón representará con orgullo a Aragón en Míster Gay España

En apenas un mes, Rubén representará a Aragón en el certamen Míster Gay España

Tiene 33 años y, aunque en apenas unos días podría convertirse en Míster Gay España, Rubén Manjón es mucho más que una cara bonita. Nació en Zaragoza y ahora vive en Madrid, una ciudad que le hizo ser mucho más abierto y que, quizás, le impulsó de alguna manera a dar el salto para presentarse a este certamen de repercusión nacional cuya final será el 8 de julio en Madrid.

El certamen Míster Gay España nació en 2008 con la diversidad por bandera y el objetivo de visibilizar al Lgtbi. Ahora, catorce años después, el certamen alcanza en cada edición a más de 25.000 personas. En apenas un mes, Rubén representará a Aragón, algo que le hace «muchísima ilusión» y de lo que está «muy orgulloso». Tras pasar una serie de fases en la preselección, finalmente competirá contra otros quince candidatos de que pelearán por convertirse en el más guapo de España.

«Me veo con posibilidades de ganar, claro. Estoy yendo al gimnasio más que nunca, a clases de pasarela… a todo. Me estoy cuidando y preparando así que sí, por qué no, estoy decidido a ganar y a llevar el nombre de Aragón», cuenta Rubén Manjón.

Y para alzarse con esa ansiada victoria, Rubén tendrá que desfilar tres veces en esa gala final de la plaza de España de Madrid. Los desfiles serán en bañador, vestido de sport y con traje formal. Después de pasar por la pasarela, los aspirantes deberán responder a una pregunta de cultura general. Y solo después de eso, el jurado profesional (y también el público) decidirá quien se hace con esa victoria.

Para Rubén, ganar Míster Gay España sería un premio doble porque así conseguiría «dar visibilidad al colectivo Lgtbi en el mundo del motor porque a mí me gustan mucho las motos y no está muy bien visto en ese mundillo que seas gay por ejemplo en la Moto GP algunos de los corredores no lo cuentan por miedo a la repercusión que pueda tener», ha señalado.

Además, el aragonés considera que este certamen de belleza «es todo lo contrario a los demás» porque no se fija solamente en una «cara bonita» o un «buen físico» sino que va más allá y «busca valores en una persona como la sinceridad o la transparencia». Así, en apenas un mes, Rubén Manjón tendrá que sacar todas sus armas para convertirse, quizás, en Míster Gay España.

Print Friendly, PDF & Email