Los trabajadores de grandes almacenes reclaman una mayor conciliación por el trabajo en festivos

La principal petición pasa por poder conciliar la vida familiar

Cansados y molestos con la gestión que se realiza en diferentes empresas en relación al trabajo en domingos y días festivos, los trabajadores de grandes almacenes se han concentrado este viernes a las puertas de la Delegación del Gobierno en Aragón. Según cuentan ellos mismos, los festivos y domingos de apertura se plantearon en su momento como una oportunidad de crear más empleo con más contrataciones y, sin embargo, lo que ha provocado es que «se esté trabajando con el mismo personal» y «alargando los días y sobrecargas de trabajo».

En este sentido, la principal petición pasa por poder conciliar la vida familiar ya que, por ahora «es prácticamente imposible». «Nosotros creemos que hemos demostrado que en el periodo de pandemia hemos demostrado que hemos estado ahí y la labor importante que tenemos y entendemos que es algo que se debería reconocer un poco. Actualmente no sabemos lo que es tener dos días de fiesta seguidos», afirma el trabajador de comercio y representante de CCOO, Jesús Ostaiz.

Recientemente trabajadores y empresas mantuvieron una serie de reuniones con motivo de los festivos que se modificaron en el calendario que permitieron que, al cambiar al lunes, sí pudieran disfrutar de dos días de fiesta. Por eso, la idea es que «abierto a la negociación» se puedan volver a mantener reuniones futuras que mejoren su situación actual.

«El planteamiento es que se haga un turno de trabajo en condiciones, queremos que se asegure que en todos los comercios se pague el domingo como día festivo. Nos gustaría ver que tenemos un trabajo normal y, para eso, también se tendría que poner en valor el cumplimiento de los horarios», insiste Ostaiz.

Print Friendly, PDF & Email