Roba en un colegio de Castellón y en un coche de Segorbe acabando detenido cuando huía de Teruel

Se apoderó de un juego de llaves con el que pudo sustraer también una furgoneta perteneciente al centro educativo

La Guardia Civil de Teruel detuvo el pasado 28 de mayo a un delincuente que, tras robar en un colegio de Castellón una furgoneta y más de 2.500 euros en efectivo y robar después en un coche de Segorbe, huyó hacia la provincia de Teruel donde acabó protagonizó una persecución por la A-23 hasta que fue capturado en Sarrión.

Su camino delictivo comenzó en un centro educativo de la localidad de Castellón de la Plana, en el que sustrajo un ordenador, una cámara de fotos y 2.556 euros en efectivo. Además, se apoderó de un juego de llaves con el que pudo sustraer también una furgoneta perteneciente al mismo centro.

El presunto autor, a su paso por la localidad de Segorbe (Castellón), fracturó el cristal de la ventanilla de un coche aparcado en una calle, llevándose una cartera con documentación personal, 300 euros en efectivo y dos mochilas escolares.

Alertadas las patrullas de servicio, una de ellas perteneciente al puesto de Sarrión (Teruel), se localizó el vehículo sustraído cuando se disponía a salir del aparcamiento de un área de servicio de Albentosa. Los agentes le dieron el alto mediante megafonía, señales luminosas y acústicas, haciendo caso omiso su conductor y huyendo por la autovía A-23, dirección Sagunto.

Comenzó un seguimiento del vehículo por parte de la patrulla de seguridad ciudadana de Sarrión y otra del destacamento de Tráfico de Teruel. Sobre las 18.40 horas consiguieron parar el vehículo y detener a su conductor. Una vez practicada la prueba de detección de drogas, obtuvo un resultado positivo en cocaína.

Además de un primer delito de robo con fuerza en las cosas en el centro educativo de Castellón también se le imputan un delito de robo o hurto de uso de vehículo, otro por el robo con fuerza en las cosas en el coche de Segorbe, un delito de desobediencia grave a los agentes de la autoridad, otro contra la seguridad vial, al no haber obtenido nunca el permiso o licencia de conducción. Y por último, una infracción administrativa, al conducir un vehículo bajo los efectos de sustancias estupefacientes.

Tanto las diligencias instruidas como la persona detenida fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Teruel.

Print Friendly, PDF & Email