La prolongación de la calle López Saz conectará Oliver y Miralbueno antes de que acabe el año

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, durante la visita a los trabajos de prolongación

La obra para prolongar la calle Sergio López Saz y conectar los barrios de Oliver y Miralbueno ya está en marcha. Los trabajos comenzaron el pasado mes de mayo y avanzan con el movimiento de tierras y la instalación de las nuevas redes de abastecimiento de agua y saneamiento. La previsión es que la nueva calle esté operativa antes de que acabe el año.

El área de Infraestructuras va a invertir 392.907 euros en esta actuación que facilitará la entrada y salida al barrio Oliver, tal y como venían demandando históricamente sus vecinos. La calle López Saz hasta ahora finalizaba de forma abrupta en un talud. Su apertura la conectará con la calle San Alberto Magno y la carrera de la Camisera, evitando que los vecinos de uno y otro barrio tengan que dar un gran rodeo.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón y la consejera de Infraestructuras, Patricia Cavero han visitado hoy los trabajos de prolongación, cuyo primer proyecto se elaboró en 2009 y no se había ejecutado. La calle tendrá una configuración similar al tramo ya existente, con dos carriles de circulación, una banda de aparcamiento, aceras de 2,5 metros, arbolado, espacios de jardinería y diferente mobiliario urbano. Además, se va a aprovechar para instalar una nueva red de alumbrado público y se adecuarán varios pasos de peatones próximos colocando señalización podotáctil.

De forma paralela, Infraestructuras ha finalizado recientemente otras dos actuaciones en las inmediaciones: la conexión de las calles Jerónimo Cáncer con Ibón de Escalar, que permanecía también sin ejecutar desde que se edificó la zona. Esto ha permitido mejorar la movilidad y solucionar las filtraciones a los edificios que ocasionaba la situación del terreno.

También se ha renovado el alumbrado de la calle San Ramón Nonato, donde se ha mejorado la iluminación, se ha soterrado el cableado público y se han instalado sistemas led más eficientes.

A licitación la apertura de la calle Hayedo

El Ayuntamiento de Zaragoza ha desbloqueado además otra demanda histórica que llevaba 12 años paralizada: la apertura de la calle Hayedo. La obra se encuentra ya en licitación y comenzará a ejecutarse en finales de otoño, aprovechando el corte de la acequia del Plano que la atraviesa.

Actualmente la calle Hayedo queda cortada porque hoy un tramo sin urbanizar ocupado totalmente por la acequia. La actuación permitirá unirla con la calle Nuestra Señora de los Ángeles a través de un corredor verde. De esta forma el entorno de la Ciudad Escolar Pignatelli y la zona de la Floresta quedarán conectados peatonalmente, facilitando a los vecinos el acceso a los equipamientos sanitarios, comerciales, educativos y deportivos situados a uno y otro lado.

El presupuesto base de licitación es de 407.000 euros y tendrá un plazo de ejecución de 6 meses. La obra se ha desbloqueado después de que el Ayuntamiento expropiara a la DPZ una pequeña parcela de terreno de 365,31 metros cuadrados que mantenía paralizada la obra y por la que la institución provincial exigía un millón de euros. El consistorio finalmente abonó por ella únicamente 72.715 euros.

Print Friendly, PDF & Email