Competencia rechaza los cursos obligatorios para tener perro que propone el Gobierno

El anteproyecto obliga a las personas titulares o responsables de los perros a realizar un curso de formación acreditado

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) propone suprimir la obligatoriedad de superar un curso a los propietarios de perros, algo recogido en la futura Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales que prepara el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 antes de su envío al Consejo de Ministros.

Competencia hace esta consideración en un informe sobre ese anteproyecto legislativo, que tiene como objetivo garantizar el respeto y bienestar de los animales, así como una tenencia y disfrute de estos que sea acorde con su propia naturaleza y con el entorno humano en el que se desenvuelven.

El anteproyecto propone regular ciertas actividades profesionales relacionadas con la cría, venta, tenencia y educación de animales que, hasta ahora, venían desarrollándose con un menor grado de intervención administrativa.

Asimismo, obliga a las personas titulares o responsables de los perros a realizar un curso de formación acreditado, y a los criadores y comercializadores de animales de compañía (excluidos los peces) a disponer de titulación o formación para poder ejercer su actividad, así como a la inscripción en el Registro de Criadores.

Recomendaciones

La CNMC recomienda en su informe que el desarrollo reglamentario que delimite las actividades reguladas y establezca los requisitos para el ejercicio de cada una de las actividades profesionales relacionadas con los animales debe ajustarse a los principios de buena regulación, de forma que se justifiquen adecuadamente las limitaciones y requisitos conforme a los principios de necesidad y proporcionalidad.

Competencia identifica aspectos de mejora, como suprimir la exigencia de seguro para la tenencia de perros, puesto que ya existe normativa que contempla esta exigencia para los animales potencialmente peligrosos, salvo que se puedan identificar otras razones de interés público.

Además, propone eliminar la exigencia de un curso de formación a los propietarios de perros. «No hay evidencias de que exista un problema de falta de sociabilidad de los canes en general, ni tampoco que la superación de un curso por parte de los dueños tenga una relación causa-efecto de mejora respecto a esa posible carencia, salvo que se puedan identificar otras razones de interés público», apunta la CNMC.

En su lugar, Competencia aconseja un sistema de incentivos a la realización de estas conductas o un sistema de atenuantes ante la ocurrencia de un suceso que implique sanciones o resarcimiento de daños y perjuicios a terceros.

Otra propuesta es revisar la reserva de actividad de la venta de animales, puesto que la propuesta circunscribe la venta de animales de compañía exclusivamente a los profesionales de cría y entidades de protección animal.

La CNMC recomienda apostar por alternativas menos restrictivas, como exigir a cualquier operador de venta las mismas condiciones de salubridad y atención a los animales que se presuponen a los establecimientos y agentes a quienes el anteproyecto de ley permite esta actividad o el establecer un límite cuantitativo a las cesiones no gratuitas entre particulares.

Print Friendly, PDF & Email