Podemos Zaragoza pide al gobierno municipal un mayor control sobre los VTCs

Podemos llevará este tema a la próxima comisión de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza

El grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza ha mostrado su preocupación ante las posibles decisiones que podría tomar el gobierno de la ciudad en materia de concesión de licencias para Vehículos de Turismo con Conductor, más conocidos como VTCs. Desde la formación apuntan a que se trata de un sector que, de incurrir en prácticas desleales como se ha visto en alguna ocasión en otras ciudades, esto podría afectar a 1.777 familias zaragozanas que hoy en día viven del taxi.

Es por este motivo que su portavoz, Fernando Rivarés, ha anunciado que este será un tema que a tratar en la próxima comisión de Servicios Públicos de cara a que, de aquí a futuro, las posibles licencias que puedan salir adelante lo hagan de modo negociado con el sector del taxi y con los mismos grupos municipales.

«Hay que defender al taxi frente a las multinacionales. Ante el último movimiento de la comunidad de Madrid y con el apoyo de Ayuso y Vox a Uber y Cabify en Zaragoza deberíamos dar un mensaje muy claro y tranquilizador de apoyo al taxi. Y, para ellos, las reglas del juego deben estar claras», ha explicado Rivarés.

El Ayuntamiento de Zaragoza niega haber dado nuevas licencias VTC

En esta línea, también han afirmado que el pasado mes de marzo la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, «firmó las primeras 34 licencias que serán efectivas desde el próxima día 1 de octubre» y que «quedan todavía otras 25, porque el máximo son 59». Sin embargo, tal y como han querido aclarar desde el consistorio de la capital aragonesa, el Ayuntamiento no habría otorgado «ninguna licencia nueva de VTC a ninguna empresa del ramo y menos aún obviando la legalidad vigente en esta materia».

Así, han explicado, en Zaragoza venían operando, desde hace más de 50 años, empresas de este tipo con un total de 28 licencias que, en su momento, eran denominadas de “Gran Turismo” o “Clase C”. Se trata de vehículos con conductor que han seguido desarrollando su trabajo con normalidad todos estos años, ofreciendo sus servicios para viajes, eventos, bodas, etcétera.

Desde la entrada en vigor del “Decreto Ábalos”, estas licencias ya existentes tenían cuatro años para “normalizar” su situación obteniendo las correspondientes licencias autonómicas y municipales que permitieran continuar con su labor habitual. Además, de acuerdo con la Dirección General de Transportes del Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento ya habría facilitado la necesaria licencia municipal.

En este sentido, aseguran «el Ayuntamiento no ha abierto, ni lo piensa hacer, ningún procedimiento abierto para conceder nuevas licencias de VTC» y que «únicamente se ha puesto al día una actividad reglada, que ya se venía ejerciendo y cuya continuidad, legalmente, debe favorecerse siempre y cuando las empresas cumplan con la normativa vigente».

Print Friendly, PDF & Email