Lambán ve en la Generalitat escasa voluntad de modificar su postura y buscar un acuerdo

Lambán se muestra “cualquier cosa menos optimista”

“Me da la impresión, a tenor de las respuestas de Cataluña, que no hay mucha voluntad de modificar su posición”. Esta es la sensación que percibe el presidente de Aragón, Javier Lambán, apenas 24 horas después de presentar ante el COE su última propuesta para buscar un reparto equilibrado de la candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno. Esta idea se basaba en dividir las pruebas por lotes según su importancia, quedando el esquí alpino, la prueba reina de los JJOO, separado entre masculino y femenino.

Así, Lambán se muestra “cualquier cosa menos optimista”, según las primeras sensaciones que han salido de la Generalitat a ese encuentro y al reparto que propone el Ejecutivo, que defiende las dos premisas que les garantizó el COE, que son “poner en valor el Pirineo aragonés”, que “en todos los aspectos es igual o mejor que el catalán”, y “plantearla en términos de igualdad”. “Hemos hecho planteamientos para que esas premisas se respetaran por encima de todo. Nosotros hasta el último momento estamos en esa mesa de negociación buscando acuerdos”, ha señalado.

Porque, si algo ha reiterado en los últimos meses el presidente aragonés, es que “seremos los últimos que nos levantaremos de la mesa” y “no pronunciaremos el réquiem”. “No sé si habrá fumata blanca. A estas alturas me parece que está casi fuera del cálculo de quienes hayan seguido esta polémica, pero mi obligación es mantenerme en la mesa y buscar un acuerdo”, ha remarcado.

A partir de ahora, el Gobierno de Aragón queda “al albur” de los ritmos que marque el presidente del COE, Alejandro Blanco, aunque estos ya hayan volado en reiteradas ocasiones. “Él ha marcado tiempos y ritmos y si nos vuelve a llamar ahí estaremos. No tenemos ninguna noticia de si se va a producir”, ha añadido.

Print Friendly, PDF & Email