Alojarse en un palacio rococó del siglo XVIII ya es posible en La Iglesuela del Cid

La Iglesuela del Cid
El Palacio Matutano-Daudén es un hotel de cuatro estrellas con un gran valor histórico y patrimonial

Alojarse en un palacio rococó del siglo XVIII y sentirse parte de la nobleza de la época ya es posible en La Iglesuela del Cid. Y es que ya ha abierto sus puertas el Palacio Matutano-Daudén, un hotel de cuatro estrellas con un gran valor histórico y patrimonial, pues está ubicado en el antiguo Palacio Daudén, que data de 1773 y que fue declarado Monumento Nacional en 1931.

Con la conservación de la fachada y los interiores del emblemático palacio se ha evocado el lujo, la tradición y la excelencia del siglo XVIII a la vez que se ha garantizado el ambiente acogedor y confortable del alojamiento.

Con la conservación de la fachada y los interiores del emblemático palacio se ha evocado el lujo

El hotel cuenta con 35 habitaciones dobles y con una gran suite, que ha mantenido el estilo de decoración tradicional que los últimos señores del palacio utilizaron como residencial personal.

El alojamiento también cuenta con una zona de spa que incluye una sauna seca, baño turco, solárium, duchas de sensaciones y aromatizadas y una bañera de hidromasaje. Y después de la relajación, los clientes podrán sumergirse en la gastronomía de la Comarca del Maestrazgo en el restaurante Torre de los Nublos. Allí, en una apuesta decidida por la sostenibilidad, podrán degustar vinos ecológicos y productos de proximidad y temporada a través de una cocina respetuosa con el medioambiente.

El hotel cuenta con 35 habitaciones dobles y con una gran suite

¿Qué ver en la Iglesuela del Cid?

A través de los grandes y majestuosos ventanales del complejo hotelero, se puede ver el único vestigio del castillo templario que protegía La Iglesuela del Cid en el siglo XIII: la Torre del Homenaje.

Pero, este municipio turolense tiene mucho más encanto y atractivos. Su casco antiguo fue declarado Bien de Interés Cultural en 1982 por conservar importantes edificios, civiles y religiosos y también destaca por disponer de uno de los telares más antiguos de Aragón, que permanece en activo desde el año 1746. En su Centro de Interpretación del Textil y de la Indumentaria muestran la importancia de esta industria ligada a la ganadería.

El hotel está ubicado en el antiguo Palacio Daudén que fue declarado Monumento Nacional en 1931

Además, gran parte del término municipal de La Iglesuela del Cid ha sido declarado área de interés etnológico por poseer muestras arquitectónicas realizadas con la técnica de piedra seca, declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 2018.

Y muy próximo al municipio está el Santuario de la Virgen del Cid. La construcción se remonta al siglo XV, cuando en este lugar se erigió una ermita sobre un antiguo monumento funerario romano, en honor a una talla de la virgen allí encontrada en el siglo XII. Del mausoleo romano, datado en el siglo I, todavía quedan restos arqueológicos. Según la tradición, el Cid visitó este lugar en varias ocasiones, aunque no hay datos documentales de este hecho.

Print Friendly, PDF & Email
La Iglesuela del Cid