Cinco detenidos por facilitar el registro de una pareja de hecho en Zaragoza para tener los papeles

Tres de los cinco detenidos fueron puestos en libertad tras declarar en dependencias policiales

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón detuvieron entre el 1 y 2 de junio a cinco personas, tres mujeres y dos hombres, como presuntos autores de un delito de favorecimiento de la inmigración ilegal y falsedad documental. Los detenidos formaban parte de una organización compuesta por miembros de diferentes nacionalidades que buscaban conseguir el permiso de residencia a través de contraer una pareja de hecho.

La detención se produjo fruto de la colaboración entre organismos de la Administración del Estado y la Oficina de Extranjeros de la Subdelegación del Gobierno en Zaragoza. Este último solicita de manera habitual la colaboración de la Unidad contra redes de inmigración y Falsedades Documentales (Ucrif) para comprobar la veracidad de las parejas de hecho inscritas en el Gobierno de Aragón entre españoles o comunitarios y extranjeros que solicitan. Para estos últimos, un permiso de residencia de familiar de comunitario.

En una de estas comprobaciones, los agentes procedieron a la detención de una pareja, compuesta por una ciudadana argelina y un ciudadano ecuatoriano nacionalizado español, que pretendía hacerse pasar por pareja de hecho para que la mujer consiguiera fraudulentamente un permiso de residencia de familiar de comunitario.

Para ello, habían realizado una serie de actos encaminados a dar apariencia de veracidad a la pareja. Se empadronaron en el mismo domicilio cuando ella residía en realidad en Francia, acudieron a un notario para mostrar su voluntad de constituirse en pareja de hecho, se inscribieron como tal en el Registro competente del Gobierno de Aragón y, por último, realizaron la solicitud en la Oficina de Extranjería. A cambio, el ciudadano español recibió 1.500 euros como pago de los 3000 euros prometidos si la mujer llegaba a obtener el permiso.

Además de los dos miembros de la pareja, los investigadores detuvieron también a otras tres personas que participaron como intermediarios en la operación fraudulenta. La madre del varón de la pareja, que fue quien lo ofreció a la ciudadana argelina un hombre tunecino también residente en Francia, que es el verdadero novio de la mujer argelina que efectuó el pago y una mujer salvadoreña nacionalizada española que hacía las veces de intermediaria entre todos.

Tres de los cinco detenidos fueron puestos en libertad tras declarar en dependencias policiales, mientras que los otros dos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia, quien decretó igualmente su libertad con la obligación de presentarse ante la Autoridad Judicial cuando para ello fueran

En lo que va de año, de un total de 73 requerimientos de la Oficina de Extranjería, se ha procedido a la denegación de 24 de las solicitudes presentadas por no reunir los requisitos exigidos por la legislación y a la detención de siete personas que incurrieron en ilícitos penales para intentar obtener el permiso.

Print Friendly, PDF & Email