Una aplicación móvil facilitará el seguimiento de pacientes trasplantados de hígado

La aplicación es sencilla y mide no solo los parámetros médicos, sino también el estado anímico del paciente

El desarrollo de las nuevas tecnologías ha aterrizado con fuerza en el sector sanitario, impulsado también por la pandemia y la necesidad de ofrecer teleasistencia. En este contexto nace una herramienta muy útil para el control integral y el seguimiento diario de la salud de los trasplantados hepáticos de Aragón. Se trata de una aplicación digital, ideada por investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria Aragón (IIS Aragón), que los pacientes podrán instalar en su teléfono móvil y que monitorizará su evolución, además de convertirse en una fuente de información valiosa para afrontar esta nueva etapa de su vida, ya que les ofrecerá recomendaciones básicas, consejos para seguir una dieta saludable o llevar un registro de la sintomatología y los efectos secundarios que les produce la medicación.

El programa informático ya se ha probado en un estudio piloto con una veintena de pacientes y se lanzará próximamente, una vez que se pueda sincronizar con dispositivos electrónicos inteligentes que recogen los parámetros del ejercicio físico realizado, con la finalidad de ofrecer un servicio más completo a los usuarios.

La aplicación es sencilla y mide no solo los parámetros médicos, sino también el estado anímico del paciente. Se divide en seis apartados: «Cómo estoy», donde registra sus cambios de humor, posibles dolores y la percepción de su calidad de vida general; «Constantes vitales», que refleja datos como la temperatura o el pulso cardiaco; «Ejercicio físico», donde anotar la actividad que se realiza; «Tratamiento», para poder monitorizar su buen cumplimiento, los medicamentos prescritos y su posología; «Recomendaciones», con consejos de estilo de vida a través de un vídeo; y «Preguntas frecuentes».

Asimismo, la aplicación presenta una interfaz diseñada en web donde los doctores pueden ver la evolución de sus pacientes, consultar sus historiales y analizar qué factores están influyendo en su situación individual, ya sea positiva o negativa, e incluso tendrá un sistema de aviso al médico que alerta cuando algo no va bien en el enfermo. También cuenta con un foro donde los usuarios pueden preguntar sus dudas e interactuar con otros pacientes.

El equipo

Los artífices de esta iniciativa son Trinidad Serrano, Sara Lorente y Luis Cortés, hepatólogos especializados en trasplantes hepáticos del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa y miembros del grupo de Investigación traslacional en patología digestiva del IIS Aragón; Raquel Lacuesta, doctora en Ingeniería Informática e investigadora del grupo Sistemas tecnológicos en el campo de la salud del IIS Aragón; Javier Navarro, desarrollador de la app; y María Hernández, residente de Digestivo del Clínico. “El IIS Aragón ha actuado como nexo de unión porque nos ha permitido aprovechar sinergias y configurar un equipo multidisciplinar para sacar adelante este proyecto, así como buscar financiación”, señala Serrano.

La idea surgió por el interés de los sanitarios por ayudar a los pacientes cuando tienen que retomar su vida una vez trasplantados y por la necesidad constatada de estos de sentirse acompañados en ese camino. “Tras vivir un episodio tan relevante como un trasplante, los pacientes tienen que gestionar muchas emociones a la vez que interiorizar mucha información nueva. Pensamos que, en lugar de darles las instrucciones en una hoja de papel, sería mucho más atractivo ofrecerles esa guía de cuidados que necesitan a través de una herramienta digital moderna e interactiva con imágenes”, argumenta Lorente.

“La aplicación no sustituye las consultas presenciales, pero es un buen complemento con muchas ventajas: puede reducir costes al Sistema Nacional de Salud, elimina barreras geográficas al evitar desplazamientos, disminuye las demoras en la atención y rebaja la tasa de reingresos en los primeros meses tras el trasplante, además de mejorar la educación de los pacientes en su patología. Será de gran ayuda en el futuro”, considera.

Por su parte, Lacuesta destaca que esta aplicación en concreto está dirigida a los trasplantados hepáticos en cuanto al diseño y a la información que ofrece, pero es aplicable a otros órganos y enfermedades. “Hay que ver de qué patología se trata en cada caso y escoger los parámetros adecuados para poder hacer el seguimiento”, señala.

Print Friendly, PDF & Email