Calor sofocante con más de 40 grados de día y noches tropicales a partir del jueves

Un nuevo episodio cálido afectará a buena parte de España en la segunda mitad de esta semana. Foto: Laura Trives

Esta semana llegará a amplias zonas de España un nuevo episodio de calor intenso que a partir del jueves hará que los termómetros marquen al menos 40 grados en los valles del Guadiana y del Guadalquivir, y haya noches tropicales -cuando las temperaturas no bajan de 20 grados- en la costa mediterránea, la mitad sur peninsular y la cuenca del Ebro.

“A lo largo de esta semana predominarán las altas presiones sobre nuestro territorio, con cielos en general poco nubosos y también pocas lluvias, tan solo se esperan en el extremo norte y en forma de chaparrón aislado en zonas de montaña”, según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las temperaturas iniciaron este domingo un ascenso que continuará en los próximos días y que hará que los termómetros alcancen a partir del jueves valores diurnos entre 5 y 10 grados superiores a los normales para la época del año en buena parte del país. “Habrá máximas superiores a 35 grados en amplias zonas e incluso superiores a 38 grados en puntos del centro y sur para el próximo fin de semana, y 40 grados en los valles del Guadiana y del Guadalquivir”, ha añadido Del Campo.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, prevé que este jueves haya 39 grados en Córdoba, mientras que el viernes en Badajoz y Córdoba se alcanzarán los 40; por su parte, durante el sábado se podría llegar a los 41 grados en Badajoz y Sevilla, y a los 40 en Córdoba; y el domingo se esperan 43 grados en Badajoz, 42 en Sevilla, 41 en Córdoba y 40 en Cáceres, Jaén, Toledo y Zaragoza.

Además, las madrugadas serán calurosas, con noches tropicales a partir del jueves en el Mediterráneo, la mitad sur y la zona centro peninsular, así como la cuenca del Ebro. “Hay incertidumbre sobre hasta cuándo durará el episodio, pero es posible que a partir del domingo o lunes comiencen a bajar las temperaturas”, ha indicado Del Campo.

Detrás de este nuevo episodio cálido se encuentra una combinación de factores, según del Campo. “Por un lado, sobre la península tendremos una masa de aire subtropical cálida ya en origen. Además, la estabilidad atmosférica provocada por las altas presiones favorecerá que el sol caliente mucho la superficie. Estamos ya en junio y el sol está muy elevado sobre el horizonte y esto hace que se caliente mucho la superficie, calor que se transmite a las capas bajas de la atmósfera”, ha comentado.

“Como apenas habrá nubosidad, el brillo del sol durante muchas horas favorecerá ese calentamiento. Además, esa estabilidad atmosférica impedirá que el calor pueda distribuirse entre las distintas capas atmosféricas, ya que habrá poco movimiento y vientos flojos”, ha agregado Del Campo.

“Paralelamente, en el seno de las altas presiones se producen descensos de aire desde niveles medios y altos de la troposfera hacia la superficie y esto produce una compresión de este aire y un calentamiento todavía más intenso. Finalmente, sobre todo de cara al próximo fin de semana, todo este calor podría estar aderezado por la llegada de aire muy cálido procedente del norte del continente africano”, ha apostillado.

Lluvia y calor durante toda la semana

A lo largo del lunes lloverá débilmente en Galicia y Asturias, unas precipitaciones que podrán extenderse a otros puntos del extremo norte peninsular, especialmente en los Pirineos. El ambiente será más soleado en el resto del país. Por su parte, las temperaturas subirán en buena parte de la península, aunque bajarán en el área mediterránea. Córdoba alcanzará 37 grados.

El martes continuarán las nubes con alguna lluvia débil en el Cantábrico oriental, pudiendo formarse por la tarde nubes de evolución en los Pirineos y el Sistema Ibérico, donde podría aparecer algún chubasco disperso. También es posible que se formen nieblas costeras en el área mediterránea y que haya polvo en suspensión en Baleares y Melilla. El sol brillará en el resto del país.

Las temperaturas continuarán ascendiendo en el oeste, el centro y el sur de la península, si bien descenderán algo en el nordeste al soplar tramontana, así como en Baleares. Durante la jornada del martes los termómetros reflejarán 34 grados en Lleida, al igual que en el tercio sur peninsular, y en Córdoba, Granada y Sevilla podrían alcanzar 37 grados.

El miércoles, aunque en general brillará el sol, se colará un frente atlántico poco activo por el norte, con lo que el cielo se nublará y dará lugar a lluvias y chubascos en el oeste y el norte de Galicia, sin descartar que también llueva en otros puntos del Cantábrico y Pirineos. Por su parte, las temperaturas subirán de madrugada en el oeste peninsular, mientras que de día apenas variarán. Madrid y Zaragoza alcanzarán 33 grados; Cuenca, Granada y Lleida llegarán a 36, y Sevilla a 37.

La situación seguirá estable el jueves y el viernes, con lluvias restringidas al extremo norte peninsular, si bien podrán desarrollarse nubes de evolución en el nordeste, con alguna tormenta que podría ser localmente intensa en el Pirineo aragonés y catalán. “Lo más destacado será que apretará el calor. Las temperaturas subirán esos dos días de forma prácticamente generalizada, especialmente en el interior de la península”, ha resumido Del Campo.

El jueves habrá 34 o 35 grados en buena parte del nordeste, centro y sur peninsular, y esos valores se extenderán el viernes a amplias áreas de la Meseta Norte. Baleares podría llegar a 32 grados y el viernes se rozarán o superarán los 40 grados en puntos de los valles del Guadiana y del Guadalquivir, como Badajoz y Córdoba. Ciudad Real y Toledo tendrán 37 o 38 grados y Madrid llegará a 36.

Las temperaturas mínimas serán altas, con noches tropicales en la franja mediterránea peninsular, Baleares, la mitad sur y la zona centro. “Málaga, Valencia, Cádiz, Almería, Jaén o Madrid podrían no bajar de 22 grados en la madrugada del jueves al viernes”, ha indicado Del Campo.

Estos dos días, las temperaturas diurnas se situarán entre 5 y 10 grados por encima de lo habitual en casi todo el país salvo el área cantábrica, donde refrescará con cerca de 20 grados en San Sebastián y Santander. De noche también se esperan entre 5 y 10 grados más de lo normal en el centro y el sur peninsular.

Temperaturas altas durante el fin de semana

A partir del sábado aumenta la incertidumbre en el pronóstico. En principio, ese día será muy caluroso al subir las temperaturas en el norte y el oeste. Habrá más de 35 grados en buena parte del interior peninsular y más de 40 en los valles del Guadiana y del Guadalquivir.

El domingo podría haber un descenso térmico en el tercio occidental y posibles chubascos tormentosos en el tercio norte. Continuarán las noches tropicales en el Mediterráneo, el centro y el sur de la península.

Canarias

Respecto a Canarias, también experimentará una subida de las temperaturas, con lo que el sur de las islas podría superar los 30 o 32 grados.

El cielo estará poco nuboso o quizá con alguna nube en el norte de las islas de mayor relieve. Habrá polvo en suspensión que dará lugar a calima (es decir, cielos turbios) y posible reducción de la visibilidad en zonas elevadas.

Print Friendly, PDF & Email