La Policía de Zaragoza tendrá cámaras personales para grabar las actuaciones más conflictivas

El objetivo es dotar de más y mejores medios materiales a los agentes de la Policía Local para desarrollar su trabajo

El Ayuntamiento de Zaragoza dotará a finales de año a sus agentes de la Policía Local de 300 cámaras personales, que se utilizarán para casos excepcionales con el fin de garantizar la seguridad de los agentes y de la ciudadanía en general.

De momento, el Consistorio está ultimando los pliegos para sacarlas a licitación con el objetivo de incorporarlas a final de año. El coste es de 414.000 euros, que se pagarán 50.000 euros en 2022 y con un plurianual de 364.000 euros en 2023.

Según fuentes municipales, es una demanda de los propios agentes a la que se va a dar respuesta. En principio se adquirirán unas 300 cámaras personales que irán destinadas a los agentes de la Policía Local que prestan servicio operativo en la calle.

El objetivo es dotar de más y mejores medios materiales a los agentes de la Policía Local para desarrollar su trabajo. Las cámaras, además, pueden contribuir a la seguridad de los agentes y a la transparencia sobre las situaciones a las que se deben enfrentar.

Entre otras cuestiones, las cámaras podrían servir de prueba en un juicio, para contrarrestar presuntas denuncias falsas y para documentar casos de malas praxis.

Print Friendly, PDF & Email