Un Goya sale a subasta en Madrid con un precio de salida de dos millones

Se trata de una obra que el pintor aragonés realizó entre 1782 y 1783

«La Aparición de la Virgen del Pilar al Apóstol Santiago y sus discípulos». Ese es el Goya que saldrá a subasta el 22 y el 23 de junio en Madrid con un precio de salida de dos millones de euros en la sala Alcalá Subastas.

Se trata de una obra que el pintor aragonés realizó entre 1782 y 1783 con motivo de un encargo para decorar el retablo de la iglesia de San Pedro en Urrea de Gaén (Teruel). Entre 2013 y 2018, ha formado parte de la exposición permanente del Museo de Goya en Zaragoza, en régimen de comodato.

Goya fue un artista de vanguardia, siempre buscando nuevas posibilidades expresivas. Viajó a Italia, donde pudo estudiar las obras cumbres del arte de la época clásica y de los maestros del Barroco. Sabemos que está de vuelta en Zaragoza en 1771 y que recibe el encargo para la decorar la bóveda del Coreto del Pilar, Adoración del Nombre de Dios, en 1772.

Después de este encargo consigue el prestigio que dará lugar a otros encargos pictóricos como el ciclo dedicado a la Vida de la Virgen para la iglesia de la Cartuja de Aula Dei de Zaragoza. En este momento también son conocidos sus viajes a Madrid y su importante salto a la corte madrileña. El joven de Fuentedetodos, con 29 años, es llamado por Antón Rafael Mengs, primer pintor de cámara de Carlos III, a la Corte de Madrid.

Desde el punto de vista técnico y cromático, a base de tonalidades vivas y luminosas, podemos relacionar esta obra con los cartones de temas de caza y pesca para los tapices destinados a decorar el comedor de los príncipes de Asturias en el Real Sitio de San Lorenzo del Escorial en 1775.

El tema de la Virgen del Pilar fue elegido por Goya en distintas ocasiones. Se conoce un dibujo a lápiz de una de las páginas del Cuaderno italiano (f.134r) y un pequeño lienzo, 56 x 42 cm, que pintó h. 1771-1775, conservado en el Museo de Zaragoza.

Destaca el buen estado de conservación de la obra cuyas labores de restauración se llevaron a cabo en el taller del Museo del Prado, justo antes de la exposición en la que estuvo en el Palacio Real de Madrid. La obra es inexportable.

Print Friendly, PDF & Email