Toño Cartón y Pablo Hernández recibirán la insignia de oro en la final de la Copa Asobal

Toño Cartón y Pablo Hernández recibirán la insignia de oro

Ya está aquí. Después de meses anunciando la llegada de la Copa Asobal a Zaragoza, el torneo da el pistoletazo de salida. A la vista está que el pabellón Príncipe Felipe tiene todo listo para que comiencen los duelos de un campeonato en el que del Barcelona parte como principal favorito. El resto; Granollers, Irún y Logroño, vienen a dar la campanada en el torneo que permite ver balonmano profesional en la capital aragonesa por primera vez en seis años.

Dos históricos del balonmano en Zaragoza, Toño Cartón y Pablo Hernández, recibirán en el torneo las insignias de oro. El primero ha definido la llegada de la Copa Asobal como “un evento increíble” que sirve para “colocar a Zaragoza en el epicentro del balonmano español”. La ciudad “está preparada para acoger un campeonato como este” y están “deseando” que empiece.

Con respecto a la insignia de oro, es “un orgullo” para todos los jugadores que han tenido relación con Zaragoza o Aragón el reconocimiento. Además, personalmente vivirá “con mucha nostalgia” el hecho de volver a ver balonmano de élite en la capital aragonesa. De hecho, se le pone “la piel de gallina”, especialmente cuando vea el ambiente en el Príncipe Felipe. “Voy a pedir que me dejen entrar al vestuario para volver a sentirlo. Esperemos disfrutar de unos grandes partidos”, ha añadido.

Por su parte, Pablo Hernández espera “que sea una fiesta, se llene el pabellón y venga mucho jugador joven para que vean el balonmano de élite”. Ahora “es complicado de ver en Zaragoza”, y el evento “les puede animar más a seguir jugando y entrenando y así poder disfrutar y aprender”.

Por otra parte, “es una motivación para los chavales y la gente que era socia en el club”. Esos “aficionados de toda la vida” pueden volver al pabellón “y ver balonmano de primer nivel, que aunque sea pocos días, es muy ilusionante. En cuanto a la insignia no se la esperaba. Después de tantos años disfrutando del deporte, una vez retirado, recibir algo así “es totalmente de agradecer”.

Un evento de máximo nivel

De este modo, Zaragoza volverá a vibrar con el balonmano. El Príncipe Felipe será sede este fin de semana, empezando el sábado, de las semifinales y la final del evento más importante de este deporte en el panorama nacional. Las semifinales medirán a Barça y Logroño por un lado y a Irún y Granollers por otro, buscando plaza en la final del domingo.

Además, los precios de los abonos oscilarán entre los 15 y 25 euros, que desde la organización se han calificado de “populares”. A un menor de 12 años se le puede comprar un abono para los dos días de cinco euros, todo ello con la vista puesta en promocionar el deporte entre los más jóvenes.

Print Friendly, PDF & Email